Un joven de apenas18 años de edad fue el protagonista de una masacre que deja al menos 18 estudiantes y un profesor muerto, luego de que disparara indiscriminadamente en las instalaciones de la escuela primaria Robb de Uvalde en Texas.

En las primeras declaraciones el gobernador del estado, Greg Abbott, identificó al atacante como Salvador Ramos. Además confirmó que el joven había muerto también, aunque no explicó bajo que circunstancia.

Durante una vigilia que se celebró en cercanías a la escuela, Karla Bohman, una ciudadana de Uvalde contó la historia de un amigo de su familia, que todavía no sabe nada de su hija, una estudiante en el colegio.

“No saben si está en cirugía o es una de las víctimas fatales, pero sí saben que es víctima de algún tipo porque no aparece”, dijo entre lágrimas.

Cheryl Juhasz, otra residente de Uvalde, agregó: “No se puede entender una maldad así. Sin importar donde ocurra, pero es más duro cuando pasa en casa”.

La Robb Elementary School tiene una matrícula de unos 500 estudiantes y casi el 90% de ellos son latinos. El último día de clases antes de las vacaciones de verano estaba previsto para el próximo jueves.

El jefe de la policía local, Pete Arredondo, también dio una corta rueda de prensa este martes y explicó que a esta escuela primaria asisten niños y niñas de 2º, 3º y 4º grado, lo cual indicaría que las edades de las víctimas oscilan entre los 7 y 10 años.

Las autoridades advirtieron que el número de víctimas fatales en el incidente podría incrementar en las próximas horas, dado que varios heridos fueron trasladados a centros asistenciales en el área.

Se conoce de al menos dos casos, el de una mujer de 66 años y una niña de 10, que estarían en estado crítico en el hospital universitario del área.