Este martes, un meteorito provocó un estruendo sobre los suburbios de Pittsburgh, explotó en la atmósfera con una energía equivalente a unas 30 toneladas (27.216 kilogramos) de TNT, según las autoridades. 

El sitio de medios sociales Meteor Watch de la NASA dijo a última hora del domingo que una “suposición razonable” de la velocidad del meteoro, de unas 45.000 mph (72.420 kph), permitiría una estimación “aproximada” de su tamaño, de un metro de diámetro, con una masa cercana a la media tonelada (454 kilogramos). 

El Meteor Watch de la NASA confirmó posteriormente la explosión del meteorito en un post de Facebook el lunes, diciendo que una estación de infrasonido cercana registró la onda expansiva del meteorito cuando se rompió, causando estallidos sónicos. Los datos permitieron estimar que la energía liberada equivalía a 30 toneladas de TNT.

Si no fuera por el tiempo nublado, dijo la NASA, habría sido fácilmente visible en el cielo diurno, tal vez unas 100 veces el brillo de la luna llena. 

Una estación de infrasonidos cercana registró la onda expansiva del meteoro al romperse, lo que permitió realizar las estimaciones. 

Chris Leonardi, meteorólogo del Servicio Meteorológico con sede en Pittsburgh, dijo que se pensaba que un meteorito “explotó o se vaporizó”, según recogió The New York Times.

La también meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional, Shannon Hefferan, dijo al Tribune-Review que los datos de los satélites registraron un destello sobre el condado de Washington poco antes de las 11:30 de la mañana del sábado y que las autoridades creían que se debía a un meteoro “cayendo a través de la atmósfera”. Hefferan dijo que un evento similar ocurrió el 17 de septiembre en el condado de Hardy, Virginia Occidental. 

Los residentes de South Hills y otras zonas informaron que oyeron un fuerte ruido y sintieron que sus casas temblaban y traqueteaban. Las autoridades del condado de Allegheny dijeron que habían confirmado que no hubo actividad sísmica ni truenos ni relámpagos.