A lo largo de la temporada baja, el mundo de la NFL ha esperado ver qué tipo de disciplina recibirá el mariscal de campo de los Cleveland Browns, Deshaun Watson, después de enfrentar más de 20 demandas civiles por acusaciones de agresión sexual y mala conducta. Una decisión sobre si recibirá una suspensión por violar la política de conducta personal de la liga está en el horizonte.

Se espera que la oficial disciplinaria de la NFL, Sue L. Robinson, anuncie su decisión con respecto a una posible suspensión de Watson alrededor de las 9 am, hora del este, del lunes.

Josina Anderson de CBS Sports fue la primera en informar sobre un anuncio que se realizará el lunes.

Un árbitro independiente declaró que Watson debería enfrentar una suspensión de seis juegos por violar la política de conducta personal de la liga. Roger Goodell tiene tres días para decidir si la suspensión debe mantenerse.

Incluso con el fallo inminente, no será definitivo, ya que tanto la liga como la Asociación de Jugadores de la NFL pueden apelarlo.

El año pasado, surgieron acusaciones de agresión sexual y mala conducta contra Watson. Un informe en junio indicó que el mariscal de campo había reservado citas de masaje con 66 mujeres diferentes durante un período de 17 meses y detalló encuentros gráficos entre Watson y los masajistas.

En marzo, un gran jurado retiró los cargos penales de Watson, pero aún estaba sujeto a demandas civiles. El mes pasado, Watson  resolvió 20 de 24 demandas civiles.

Con las acusaciones en torno a Watson, los Browns adquirieron a Watson en un intercambio con los Houston Texans a cambio de tres selecciones de primera ronda, una selección de tercera ronda de 2023 y una selección de cuarta ronda de 2024. Además, los Browns firmaron a Watson con un contrato de cinco años y $230 millones totalmente garantizado.

Si Watson pierde tiempo debido a una suspensión, el equipo comenzará con Jacoby Brissett. El equipo también tiene a Joshua Dobbs en la lista, así como a Josh Rosen, a quien firmaron un contrato este mes.