El jurado de Wisconsin, declaró culpable de asesinato en primer grado a Darrell Brooks, un hombre que atentó contra seis personas y dejó más de 60 heridos tras lanzar su camioneta sobre una multitud durante un desfile navideño.

el hombre de 40 años, se enfrentaba ante 76 cargos criminales por el incidente, seis de ellos de homicidio intencional.

Durante su alegato final, Brooks dijo al jurado que se trató de un “accidente” y que no tenía intención de lastimar a nadie, lo que fue rechazado por la fiscalía.

“Cuando recorre la ruta de un desfile y atropella a los niños… su intención es conocida. Eso no es un accidente”, dijo una de las fiscales.

Darrell Brooks el día de su detención

El juicio estuvo marcado por la decisión de Brooks de representarse a sí mismo en la corte, lo que llevó a numerosas extravangancias, cuestionamientos a jueces y jurados y llegó incluso a decir que “Darrell Brooks” no era su nombre.

El acusado, al inicio del juicio, se declaró inocente por trastornos psiquiátricos, pero sus abogados de aquel entonces retiraron la declaración que atribuía el caso a una enfermedad mental.

Posteriormente, los mismos abogados presentaron una moción para retirarse de la defensa, tras lo cual se le permitió a Brooks representarse a sí mismo en el juicio.