El trigésimo noveno período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) fue inaugurado hoy en Buenos Aires, Argentina, con un llamado a los países de la región a elevar el nivel de ambición y promover acciones transformadoras para avanzar hacia un desarrollo sostenible e igualitario.

La reunión bienal más importante de la Comisión regional, que se celebra en el Centro Cultural Kirchner, fue inaugurada por Alberto Fernández, Presidente de Argentina, país que desde hoy y por los próximos dos años ejercerá la presidencia del organismo, y José Manuel Salazar-Xirinachs, Secretario Ejecutivo de la CEPAL.

En la ceremonia de apertura participaron también el Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Argentina, Santiago Cafiero; el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, Arnoldo André Tinoco; la Secretaria de Asuntos Estratégicos de la Argentina, Mercedes Marcó del Pont; la Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en la Argentina, Claudia Mojica, y el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, quien entregó un mensaje por video.

Durante su intervención, el Presidente Alberto Fernández advirtió que, ya antes de la pandemia y de la guerra en Ucrania, los países de la región revelaban la existencia de problemas para crecer, para insertarse internacionalmente y para distribuir el ingreso de un modo más equitativo.

“La situación actual nos exige una mirada crítica y respuestas innovadoras para diseñar políticas y soluciones hechas en y para América Latina y el Caribe”, afirmó.

El Mandatario argentino subrayó que la crisis mundial ha puesto en evidencia el valor de la solidaridad y destacó que, semejante experiencia vivida demanda a los países de la región fortalecer las acciones de cooperación y las alianzas regionales para implementar acciones conjuntas y solidarias.

“Cooperar es un imperativo de fraternidad y al mismo tiempo una condición necesaria para lograr un desarrollo equitativo que no sumerja en la pobreza a los hombres y mujeres que habitan estas tierras. La CEPAL nos ofrece un espacio privilegiado para una construcción colectiva y pluralista que incentive una mirada sensible a las necesidades de los países de la región. Una mirada capaz de utilizar la revolución tecnológica para ofrecer nuevas soluciones a los desafíos del desarrollo que nuestra región exige”, aseveró.

El Presidente Fernández destacó que Argentina, en su calidad de presidencia de la CEPAL, invita a trabajar en una agenda estructurada a partir del diálogo, fortalecer los vínculos entre los países de la región y lograr un nuevo posicionamiento con el resto del mundo.

“Nuestros pueblos necesitan soluciones ya”, afirmó.

El Canciller Santiago Cafiero, en tanto, celebró que el trigésimo noveno periodo de sesiones de la CEPAL se realice en Argentina.

“Sabemos que el objetivo es reducir las brechas que caracterizan la situación de nuestros países. Nos interpela la desigualdad hacia adentro de cada una de nuestras naciones”, destacó.

El Canciller de Costa Rica, Arnoldo André Tinoco, en su calidad de presidencia saliente de la CEPAL, advirtió que las prioridades para la región deben seguir siendo la recuperación económica y la producción, la lucha contra el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, la realización de la igualdad de género y los derechos humanos y la construcción de sociedades más inclusivas y sostenibles.

“Tenemos pendiente la transición energética sostenible y la digitalización requerida para insertarnos en los nuevos motores del desarrollo. Sigamos avanzando en nuestra agenda unificada como región, este es nuestro desafío y compromiso”, señaló el Ministro.

Mercedes Marcó del Pont, Secretaria de Asuntos Estratégicos de la Nación, por su parte, destacó que, para quienes están comprometidos con el desafío del desarrollo en la región, “la CEPAL ha sido siempre un refugio”.

Añadió que el documento de posición que la Comisión presentó hoy “vuelve a interpelar a América Latina y el Caribe ya que plantea que la transición energética, que aparece hoy como tema central de la agenda internacional, puede ser una oportunidad enorme para muchos de nuestros países, pero también una nueva frustración si no impulsamos las políticas para avanzar en procesos de transformación productiva, de incorporación de tecnología”.

A través de un mensaje en video, el Secretario General de la ONU, António Guterres, agradeció a la CEPAL por buscar soluciones innovadoras basadas en la cooperación multilateral y cuyo objetivo es dinamizar los sistemas productivos e impulsar la inclusión social, una transición verde, y una revolución digital justa.

“Llegamos a este periodo de sesiones en una situación crítica. A los impactos de la pandemia se agregan los derivados de la guerra en Ucrania. La CEPAL estima que 16 países no han recuperado los niveles de PIB previos a la pandemia”, afirmó la máxima autoridad de las Naciones Unidas, quien instó a poner en marcha un plan de estímulo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que ofrezca un impulso masivo para el desarrollo sostenible de los países, incluidos los de ingreso medio.

Durante su discurso inaugural, el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, agradeció a Costa Rica, su país, por ejercer la presidencia de la CEPAL durante los últimos dos años, así como a Argentina, que la asume durante el próximo bienio.

Advirtió que América Latina y el Caribe está necesitada y deseosa de políticas transformadoras y audaces que ofrezcan soluciones realistas y pragmáticas a sus agudas carencias y brechas económicas, sociales y ambientales y que resuelvan muchas de las necesidades más básicas, sobre todo de las poblaciones pobres y vulnerables, pero también de unos estratos medios vulnerables y que sufren con el impacto de los ciclos económicos.

“La meta en esta época postpandemia y para el 2023 no puede ser solo mitigar los daños de la pandemia y reactivar la economía, como si nos pudiéramos dar por satisfechos con volver a la situación de antes de la pandemia y de la guerra en Ucrania. Por supuesto que debemos mitigar los daños, como el aumento de la pobreza, la informalidad y la desigualdad, y enfrentar el apagón educativo, pero además se trata de promover acciones transformadoras para el desarrollo, se trata de que los países de la región avancen, logren salir de la trampa del ingreso medio y cumplan con el legítimo sueño de ser países socialmente inclusivos a partir de crecimiento dinámico, sostenido, sostenible e incluyente”, subrayó.

Posterior a la ceremonia inaugural, el Secretario Ejecutivo de la CEPAL presentó el documento titulado Hacia la transformación del modelo de desarrollo en América Latina y el Caribe: producción, inclusión y sostenibilidad, en el que la Comisión regional insta a redoblar esfuerzos para transformar los modelos de desarrollo y colocar en el centro políticas de transformación y diversificación productiva.

“El mensaje principal del documento reside en que la agenda alrededor de la cual debemos construir es una que podríamos llamar de reactivación con transformación, es decir, una que en el corto plazo combine el delicado manejo macroeconómico que demanda la coyuntura, con sus complejos balances entre la necesidad de enfrentar la inflación, reactivar la economía, crear empleo y ayudar a los grupos vulnerables, en un contexto de limitado espacio fiscal y monetario financiero. Y que impulse sin postergar las reformas e inversiones cuyos frutos se van a ver más en el mediano y largo plazo, pero cuya implementación no puede esperar porque su ciclo para ver resultados tiene un horizonte de tiempo más alargado”, explicó.