El Real Madrid sacó un empate sangriento ante el conjunto del Shakhtar Donetsk, sacando un resultado de 1-1 en Varsovia por la UEFA Champions League.

Los ucranianos se habían ido arriba en el marcador con una anotación de Zubkov al minuto, pero los merengues empataron en la recta final gracias a un cabezazo de Rudiger al 90+5, que no pudo evitar un duro encuentro con el portero del Shakhtar y tuvo que salir ensangrentado a la enfermería.

Rudiger dio la cara por su equipo y logró clasificarlo a octavos de final.

Con este resultado, Madrid sigue siendo líder con 10 puntos, mientras que Shakhtar es tercero con 5 unidades.