El Almería, inició con ventaja hasta que Vinicius, anotó el empate, El Real necesitó remontar, ante un club de rubí.

El Almería puso el alma, de regreso a la Liga tras siete años sin alcanzar la primera división, su técnico, envidó con lo que tiene a mano y tuvo tambaleante al campeón de Europa. A los seis minutos la hinchada local ya estaba en la Luna.

Eguaras asistió con pie clínico a Ramazani batió al gigante Courtois, anotando el primer gol del partido y único del Almería. El gol de Ramazani evidenció que a Nacho y a Rüdiger les faltaba familiaridad. Ambos se corrigieron de inmediato, rebajaron a Ramazani e hicieron la pinza a la estrella local, Sadiq.

Vinicius fue la mejor veta del Real, frente a un portero Fernando, con paradas tan frecuentes como eficaces, algunas estupendas, como ante un cabezazo de Rüdiger y en un duelo esgrimista con Vinicius. Hasta 15 córneres ejecutó el Madrid. A toque de corneta de Kroos desde las esquinas, un pase del alemán a Lucas Vázquez derivó en gol, pero el VAR midió al gallego algún centímetro en fuera de juego.

Tras el descanso, Modric dio otro aire al cuadro visitante. Al Almería, siempre acostado cerca de Fernando, ya todo le costaba cada vez más. No frenaba Vinicius y los avisos eran constantes. Sadiq y Ramazani no daban vuelo a los de Rubi, forzados a una resistencia al límite.

La enésima aventura de Vinicius provocó otra intervención de Fernando, suda que suda. El rechace originó que finalmente resolviera Lucas, un tipo con mucha fe, optimista como pocos.

Una falta a Modric en el pico del área que cobraba Alaba, el exjugador del Bayern recién ingresado al partido fue directo a al balón y lo clavó en la escuadra izquierda de Fernando que no fue capaz de llegar al palmeo.

El Primer toque de Alaba en el partido ponía 1-2 a favor del Madrid.