El derbi madrileño tuvo al Real Madrid como ganador, consolidándose como líder de la Liga, con goles de Rodrygo y Fede Valverde.

El partido se desarrolló en el estadio Metropolitano, con la sorpresa en las alineaciones del Atlético con la titularidad de Griezmann. Simeone eligió el derbi para poner al delantero francés en su once por primera vez en la temporada.

Algunos aficionados colchoneros realizaban canticos en contra de Vinicius JR. y protagonizaron otro esperpento. Mientras los jugadores del Madrid celebraban, a estos les llovieron varios objetos desde las gradas. En otro momento del choque fue Thibaut Courtois el que entregó al árbitro un mechero y una moneda que le lanzaron.