De acuerdo con Ramón Rodríguez, director de la Unidad, es importante que el esfuerzo que se ha hecho con la Mesa Nacional de Participación se consolide en cada uno de sus departamentos.

 “Que no se pierda el trabajo hecho con el tema de reparación individual, con el de emergencias, con la reparación colectiva y con las víctimas en el exterior, en donde el 40% de las 26.000 personas registradas ya fueron atendidas y asistidas aun con la estrategia psicosocial presencial”, explicó.

A juicio de Rodríguez, es esencial que la Mesa Nacional de Participación no olvide que ahora tiene aliados importantes como son los nuevos representantes a la Cámara en las curules especiales de paz. “Hay que trabajar de la mano con quienes tienen representación para lograr incidencia de la política pública de víctimas”, explicó.

El director consideró que la interlocución y el trabajo con los nuevos congresistas de las curules especiales de paz servirán para definir prioridades estratégicas y ajustes normativos a las iniciativas surgidas de las víctimas y que serán tramitadas por ellos en favor de sus intereses.

También anunció que incrementará la formación de las víctimas a instancias de las sesiones ordinarias de la Mesa Nacional de Participación y recordó que el Gobierno apoya su plan de trabajo teniendo en cuenta la incidencia y el impacto en la política pública de víctimas.

 Agenda de la mesa

Según Eucaris Salas, coordinadora de la Mesa Nacional de Participación, en el encuentro de Santa Marta se “trabajará a profundidad todo lo que tienen que ver con las propuestas que irán en el borrador de temas que se presentará a los congresistas de las curules especiales de paz para modificar la Ley 1448”.

En el Tercer Plenario de la Mesa Nacional están presentes la subdirectora de Participación de la Unidad, Jenny Andrea Quintero; el director Territorial de Magdalena Jair Díaz-Granados y el defensor delegado del pueblo, Wilfredo Grajales, entre otros funcionarios.

Como se sabe, el plenario de Santa Marta es el tercer encuentro de la Mesa Nacional que ya se había reunido en febrero en Bogotá en donde se hizo énfasis en su plan de trabajo y a la socialización del mismo, en marzo, en el segundo plenario llevado a cabo en Cali.