Este domingo, los brasileños acudieron a las urnas para ejercer su derecho al voto y elegir a su próximo presidente.

Luiz Inacion Lula da Silva superó al actual presidente Jair Bolsonaro, sin embargo no alcanzó el 50% de votos a favor establecidos para declararse ganador de la primera vuelta.

Las elecciones presidenciales de Brasil se decidirán en una segunda vuelta electoral este próximo 30 de octubre en la lucha entre el presidente derechista Jair Bolsonaro y el líder izquierdista Lula da Silva.

Con el 99,18 % de los votos contabilizados, Lula obtuvo el 48,24 % de los votos válidos, frente al 43,36 % de Bolsonaro, de acuerdo a los datos divulgados por el Tribunal Superior Electoral.

Brasil cuenta con más de 150 millones de posibles votantes y votar es obligatorio, aunque la tasa de abstención es superior al 20 %.

De acuerdo a las reglas electorales de Brasil, se precisa de una segunda ronda cuando ningún candidato obtiene más del 50 % de los votos válidos.