Argentina domina el campeonato intercontinental, venciendo 3-0 a Italia

0
81

Argentina se impuso en la Primera Edición de la Finalísima contra Italia (3-0), en un duelo entre los campeones de Sudamérica y Europa disputado este miércoles en el estadio londinense de Wembley.

Lautaro Martínez al minuto 28 y Ángel Di María al 45+1 sentenciaron la primera mitad. En la segunda el dominio argentino fue casi total y Paulo Dybala al 90+4, cuando acababa de entrar al partido, coronó la noche con el tercero.

Argentina batió además su récord oficial de partidos consecutivos sin perder, elevando la racha a 32 y dejando ya atrás la igualdad a 31 que mantenía con la selección que dirigía Alfio Basile y que logró esa marca entre 1991 y 1993.

Esta Finalissima resucitó los duelos intercontinentales Conmebol-UEFA, que se habían jugado en 1985 y 1993 como Copa Artemio Franchi. En la edición de 1993, Argentina, capitaneada entonces por Diego Maradona, ya había sido campeona.

Menos de un año después de ganar la Copa América en Brasil, Argentina consigue este triunfo en un duelo de prestigio y sigue sumando argumentos en su camino hacia el Mundial de Qatar-2022.

Para Italia, un equipo todavía dolorido por quedarse en marzo fuera del Mundial, la derrota tiene un sabor amargo, al darse en el estadio precisamente donde ganó la Eurocopa el año pasado y, sobre todo, al no poder permitir a su capitán Giorgio Chiellini, que jugó solo la primera parte, levantar el trofeo en el día en el que disputaba su 117º y último partido con la Nazionale.