Una violenta erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, causó el pasado 15 de enero un tsunami que impactó las costas de esta nación insular.

Columnas de ceniza, vapor y gas se elevaron sobre las aguas del Océano Pacífico, luego de la erupción del volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai, cerca la isla de Tonga, se aprecian en imágenes satelitales.

La explosión volcánica provocó un tsunami con olas de hasta 1,2 metros de altura que inundaron zonas de la capital, Nuku’alofa, informó la Oficina de Meteorología de Australia.

Imágenes publicadas en redes sociales mostraron marejadas que rodearon casas y edificios, lo que obligó a decenas de habitantes a huir y refugiarse en las zonas más altas de la ciudad.

Por el momento, las autoridades no han informado sobre heridos o el alcance de los daños materiales, mientras las comunicaciones con la pequeña nación se han visto afectadas.

La erupción de este 15 de enero es la segunda en dos días tras una serie de explosiones del volcán.

El pasado viernes, otro estallido del coloso envió columnas de ceniza y humo que generaron nubes de humo que se extendieron hasta 20 kilómetros hacia la atmósfera.

El volcán había mostrado cierta actividad intermitente hasta diciembre de 2021. El 14 de enero los funcionarios aconsejaron a las personas que se quedaran en sus hogares y protegieran el agua potable y los recursos.