Los países suramericanos, Venezuela y Colombia, han retomado formalmente las relaciones diplomáticas tras el arribo de sus embajadores Félix Plasencia y Armando Benedetti a Bogotá y Caracas, respectivamente.

El restablecimiento de los lazos se produce tras la llegada al poder del presidente colombiano Gustavo Petro y luego de tres años de ruptura.

Se espera, con esta normalización, impulsar el intercambio comercial, respecto al cual la Cámara Colombo-Venezolana maneja proyecciones de intercambios estimados entre 800 y 1.200 millones de dólares en 2022, luego que el año pasado la cifra bordeara los 400 millones.

Otro tema crucial será el migratorio, pues miles de personas cruzan a diario la línea limítrofe. En ese sentido, uno de los retos será reabrir los puentes limítrofes en Táchira, limitados al paso peatonal.