Según informe científicos apunta que un nuevo descubrimiento en materia de plasma podría ayudar a los humanos a vivir en Marte, por lo que esperan construir un sistema que ayude a sustentar la vida, así como a fabricar los productos químicos necesarios para procesar combustibles, producir materiales para la construcción y fertilizar plantas.

Son muchas las agencias y expertos que esperan enviar seres humanos a vivir a Marte en los próximos años. Pero el planeta no tiene el oxígeno necesario para los humanos, ni el combustible para la maquinaria y el equipo que necesario para vivir.

Los ingenieros esperan que eso pueda superarse con una tecnología que produzca el oxígeno y otros materiales necesarios para los años que los humanos esperan pasar en el planeta. Si no se pueden resolver estos problemas, la humanidad podría no sobrevivir nunca en el planeta rojo.

La NASA ya está trabajando en lo que denomina Experimento de Utilización de Recursos In-Situ de Oxígeno en Marte, que busca crear recursos en el planeta rojo.

El nuevo descubrimiento complementa ese enfoque y puede proporcionar una forma eficiente de producir las moléculas que se necesitan.

Cuando los ingenieros buscan producir el oxígeno necesario para la vida humana en Marte, se encuentran con problemas. Pero el nuevo descubrimiento podría ayudar.

“En primer lugar, la descomposición de las moléculas de dióxido de carbono para extraer el oxígeno. Es una molécula muy difícil de romper”, explica Vasco Guerra, de la Universidad de Lisboa, autor del nuevo artículo. “En segundo lugar, la separación del oxígeno producido de una mezcla de gases que también contiene, por ejemplo, dióxido de carbono y monóxido de carbono. Estamos estudiando estos dos pasos de forma integral para resolver ambos retos al mismo tiempo. Aquí es donde los plasmas pueden ayudar”.

El plasma es el cuarto estado natural de la materia. Contiene partículas con carga libre, como iones y electrones, que pueden utilizarse para ayudar a producir oxígeno.

“Cuando los electrones chocan como balas con una molécula de dióxido de carbono, pueden descomponerla directamente o transferir energía para hacerla vibrar”, explica Guerra. “Esta energía puede canalizarse, en gran medida, hacia la descomposición del dióxido de carbono. Junto con nuestros colegas de Francia y los Países Bajos, demostramos experimentalmente la validez de estas teorías. Además, el calor generado en el plasma también es beneficioso para la separación del oxígeno”.

Los científicos sugieren que el mismo sistema podría ayudar a descomponer las moléculas de dióxido de carbono para fabricar combustibles ecológicos y reciclar productos químicos, lo que también ayudaría a hacer frente al cambio climático en la Tierra.

La nueva investigación se describe en un artículo titulado “Plasmas for in-situ resource utilization on Mars: Fuels, life support, and agriculture”.