La mañana del pasado jueves, 10 de febrero, un trabajador de saneamiento de Nueva York recibió un disparo en Manhattan, mientras interrumpía un asalto a su propia hija.

Según una fuente policial familiarizada con el incidente, una mujer que vive en el área fue acosada por su exnovio y su hermano gemelo. La mujer y su ex comenzaron a discutir, y luego el gemelo de la ex supuestamente la agredió.

Luego, la mujer llamó a su padre, un trabajador del Departamento de Saneamiento de la Ciudad de Nueva York, y cuando llegó a la escena, dijo la fuente, le dispararon después de una discusión.

Sin embargo, se espera que sobreviva a sus heridas.

Testigos describieron una conmoción inmediata y masiva, con fuertes gritos y sangre por toda la acera frente a un restaurante local.

El tiroteo es el más reciente en la ciudad que esta lidiando con una creciente ola de violencia armada que no da tregua y que tiene a muchos residentes ansiosos y con miedo.

Un trabajador de saneamiento de la Ciudad de Nueva York recibió un disparo el jueves por la mañana en Manhattan, aparentemente mientras interrumpía un asalto a su propia hija.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 11:30 a. m. en la calle 52 y la Décima Avenida en la sección Hell’s Kitchen.

Según una fuente policial familiarizada con el incidente, una mujer que vive en el área fue acosada por su exnovio y su hermano gemelo. La mujer y su ex comenzaron a discutir, y luego el gemelo de la ex supuestamente la agredió.

Luego, la mujer llamó a su padre, un trabajador del Departamento de Saneamiento de la Ciudad de Nueva York, y cuando llegó a la escena, dijo la fuente, le dispararon después de una discusión.

Sin embargo, se espera que sobreviva a sus heridas.

Testigos describieron una conmoción inmediata y masiva, con fuertes gritos y sangre por toda la acera frente a un restaurante local.

El tiroteo es el más reciente en la ciudad que esta lidiando con una creciente ola de violencia armada que no da tregua y que tiene a muchos residentes ansiosos y con miedo.