Twitter ha acordado pagar una multa de USD 150 millones por el presunto uso indebido de datos personales durante seis años para ayudar a la venta de anuncios dirigidos.

El acuerdo se ha dado después de que fuera presentada una denuncia al Tribunal de Distrito de EEUU para el Distrito Norte de California en la que se afirma que desde al menos mayo de 2013 hasta al menos septiembre de 2019, Twitter presentó erróneamente a los usuarios de su servicio de comunicación en línea un aviso de que mantenía y protegía la seguridad y privacidad de su información de contacto”.

“Específicamente, mientras Twitter manifestó a los usuarios que recopiló sus números de teléfono y direcciones de correo electrónico para proteger sus cuentas, no reveló que también usó la información de contacto de los usuarios para ayudar a los anunciantes a alcanzar sus audiencias deseadas”, indicó la denuncia.

En un comunicado, la Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC) manifestó que la red social utilizó “engañosamente” los datos de seguridad de las cuentas para publicidad dirigida y luego se benefició “al permitir que los anunciantes usaran esta información para dirigirse a usuarios específicos”.

Lina M. Khan, presidenta de la FTC, indicó que esta práctica afectó a más de 140 millones de usuarios de Twitter, al tiempo que impulsó su principal fuente de ingresos.

La fiscal general adjunta Vanita Gupta sostuvo que las nuevas medidas de cumplimiento sustanciales que se impondrán ayudarán a prevenir nuevas “tácticas engañosas” que amenacen la privacidad de los usuarios.