La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) de Indonesia precisó este viernes que ascienden a siete los fallecidos y a 32 los heridos tras el terremoto de magnitud 6.2 que afectó este jueves la isla de Sumatra, perteneciente a ese archipiélago.

Inicialmente la Agencia de Meteorología, Geofísica y Climatología de Indonesia (BMKG) había indicado que dos personas fallecieron en la regencia de West Pasaman, en la costa oeste de Sumatra.

No obstante, debido a la ampliación de las labores de búsqueda y cuantificación de los perjuicios, la cifra de decesos aumentó en el último informe.

Especialistas del Centro de Salud Pública señalan que entre los fallecidos hay un menor de edad. Sin embargo, todavía se examina el alcance de los daños así como el reporte de las víctimas y heridos.

De acuerdo con los datos de BMKG, el terremoto se produjo alrededor de las 08H30 horas (hora local) a una profundidad de diez kilómetros, con su epicentro localizado a 17 kilómetros al noreste de West Pasaman.

Las autoridades señalaron que se  produjeron réplicas de magnitud 4.8 y 4.7 en la escala de Richter. No obstante, descartaron la posibilidad de la ocurrencia de un tsunami.

Al estar ubicada en el denominado Anillo de fuego del Pacífico, región con elevados niveles sísmicos y volcánicos, Indonesia experimenta alrededor de 7.000 eventos de este tipo al año.

El antecedente más desfavorable se remonta al 2004, cuando un terremoto de magnitud 9.1 ubicado al norte de la isla indonesia de Sumatra provocó un fuerte tsunami, que dejó un saldo de 226.000 muertos en varios países.