Suiza rompió su estatus históricamente neutral para sancionar a Rusia por su invasión de Ucrania.

En un comunicado el lunes , el Consejo Federal de Suiza dijo que adoptaría sanciones contra Rusia con efecto inmediato. Las medidas, dijo, coincidirían con las de la Unión Europea, de la que Suiza no es miembro.

El paquete de sanciones apunta a varias empresas e individuos rusos e implica congelar los activos personales del presidente Vladimir Putin, el primer ministro Mikhail Mishustin y el ministro de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov.

El consejo dijo que también cerraría su espacio aéreo a todos los vuelos desde Rusia y “todos los movimientos de aeronaves con marcas rusas”, impediría que las personas cercanas a Putin ingresen a Suiza y enviaría suministros de ayuda a Polonia para ayudar a asentar a los refugiados ucranianos.

“Suiza reafirma su solidaridad con Ucrania y su pueblo”, dijo el comunicado.

Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea impusieron sanciones a empresas e individuos rusos después de que Putin ordenara la entrada de tropas en Ucrania la semana pasada.

Putin puso el domingo a las fuerzas de disuasión nuclear de Rusia en alerta máxima , diciendo que era una respuesta a las “sanciones occidentales ilegítimas”.

La invasión rusa de Ucrania, el mayor conflicto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, ha llevado a muchos países históricamente neutrales en Occidente a imponer sanciones o enviar armas.

Suecia dijo el domingo que estaba enviando ayuda militar , incluidas armas antitanque, a Ucrania, rompiendo su tradición de décadas de no enviar armas a países en conflicto armado. La última vez que Suecia lo hizo fue en 1939, cuando la Unión Soviética invadió Finlandia, dijo a los periodistas la primera ministra Magdalena Andersson.

También el domingo, la UE anunció planes para comprar y entregar armas a Ucrania , marcando la primera vez que el bloque compra y envía armas a un país bajo ataque.