El presidente de Perú, Pedro Castillo, anunció este miércoles durante un discurso la disolución del Congreso y la convocatoria de nuevas elecciones parlamentarias, el suceso surge unas horas antes de enfrentar su tercera moción de censura.

Castillo también ha precisado que habrá un toque de queda en el país desde las 7:00 p.m. hora peruana.

“En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y la democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional”, ha anunciado.

El mandatario peruano ha declarado también que todos aquellos ciudadanos que posean “armamento” ilegal deberán entregarlo a la Policía Nacional en un plazo máximo de 72 horas. Además, ha agregado durante su discurso que se reorganizará el sistema de justicia.

Moción de Censura

El Congreso de Perú, se iba a reunir para definir o no la vacancia presidencial, mientras que el mandatario peruano se refirió a acusaciones y mencionó que es un hombre honesto y que ese ejemplo fue dejado por sus padres.

“A lo largo de los 17 meses que lleva mi gestión, cierto sector del Parlamento tuvo como único punto en su agenda vacarme del cargo porque nunca aceptaron los resultados de una elección que ustedes definieron con su voto. Mañana afrontaré una tercera moción de vacancia basada en dichos de terceros que para rebajar sus penas, por los presuntos actos cometidos abusando de mi confianza, intentan involucrarme sin pruebas”, dijo Castillo Terrones.

Algo que remarcó el jefe de Estado es que su inexperiencia en conducir al Perú le está pasando factura, pues considera que ese ha sido su único error y consideró que esto es parte de una campaña sucia en su contra para sacarlo del poder.

“A horas de debatirse una nueva moción de vacancia en mi contra, me presentó ante ustedes, compatriotas, a quienes me debo, para ratificar una vez más que no soy corrupto ni mancharía jamás el buen apellido de mis honestos y ejemplares padres”, manifestó.

“Ratifico que jamás le he robado ni un solo sol a mi patria, ni ayer, ni hoy, ni nunca. Soy honesto, un hombre del campo que está pagando errores por su inexperiencia, pero que nunca ha cometido delito alguno. De los terceros que se encargue la justicia, pero yo estaré aquí al frente para decirles la única verdad: no soy corrupto y lo ratificaré siempre”, añadió.