Pedro Castillo, presidente de Perú, ha denunciado la presunta intención de la Fiscalía de arrestar a la primera dama, Lilia Paredes, quien es señalada de coordinar una red criminal.

“Sé que se la van a llevar a mi esposa, quieren engrilletarla (esposarla) y quieren engrilletar también al resto de mi familia y quieren quebrarme”, acusó el mandatario.

El jefe de Estado peruano sostiene que las investigaciones que afronta por presunta corrupción son producto de una confabulación entre la Fiscalía y sectores del Parlamento y de la prensa que desde el inicio de su gestión intentan que el Congreso lo destituya, por su origen humilde y por ser ajeno a los grupos de poder.

El Poder Judicial suspendió la audiencia del pedido de prisión preventiva de la cuñada del presidente Castillo, Yenifer Paredes a pedido de las partes.

La suspensión de la audiencia fue ordenada, después que la defensa de Paredes y el alcalde de Anguía, Nenil Medina solicitaron más tiempo para estudiar el expediente y la Fiscalía también por tener nuevos elementos para incriminar a la cuñada de Pedro Castillo.

El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional reprogramó la audiencia de Yenifer Paredes  para el  23 de agosto y la de Nenil Medina para el 24 del mismo mes, calificando las referidas fechas como inaplazables.