En las últimas semanas los rumores sobre la posible renuncia del Papa Francisco han crecido. Sin embargo, el pontífice ha dicho a unos obispos brasileños, en una visita que sostuvieron el pasado lunes, que no piensa en renunciar y que seguirá su vocación “hasta que Dios se lo permita”. 

Monseñor Paloschi aseguró que el pontífice latinoamericano no tiene en mente dejar el solio de Pedro como afirman algunos medios de comunicación. Sin embargo, el Papa no evita de hablar de su salud con sus “hermanos obispos”. 

Apenas este lunes, el Papa alertó sobre las “murmuraciones”. Lo hizo ante otro grupo de altos altos prelados y señaló el daño que hacen los rumores y chismes a la fe de los más pequeños. 

El arzobispo de Porto Velho refirió las palabras del Papa, quien está ocupado en varios frentes eclesiales, pero, que “no se le pasa por la cabeza lo que sale en la prensa”. 

En esta reunión de los 17 obispos de la Regional Norte 1 (Estados de Amazonas y Roraima) y Noroeste (Acre, sur de Amazonas y Rondônia), el Papa latinoamericano los exhortó a “pastorear sin miedo a enfrentar los desafíos que nos presenta el momento actual» y «a denunciar todo lo que pisotea en pie los derechos fundamentales de las poblaciones indígenas y el cuidado de la casa común».