En respuesta al pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos sobre fuertes tormentas con inundaciones, descargas eléctricas y vientos con ráfagas de hasta 60 km/h, la gobernadora del estado de Nueva York declaró la tarde del lunes estado de emergencia.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró la emergencia “de manera proactiva” antes de que la tormenta se agrave, esto para garantizar que el estado pueda proporcionar los recursos necesarios para responder, proteger vidas y propiedades.

Las agencias estatales que deben prepararse incluyen el Departamento de Transporte, la Autoridad de Autopistas, la División de Seguridad Nacional y Servicios de Emergencia, y el Departamento de Conservación Ambiental.

Los residentes deben permanecer preparados hasta el miércoles por la tarde, según una alerta de inundación repentina, precisó la gobernadora.

“Estoy animando a los neoyorquinos a prepararse ahora para las tormentas que se esperan en los próximos días e instando a los viajeros a tomar precauciones antes de las fuertes lluvias”, dijo Hochul.