Una mujer de 42 años, fue arrestada tras impactar su auto contra un poste eléctrico y luego en una casa en el condado Ulster de Nueva York a lo largo del río Hudson por conducir en aparente estado ebriedad.

La policía de Saugerties informó haber descubierto un Jeep 2003 que “se salió de la carretera, chocó contra un poste de electricidad, luego se desvió del poste y se detuvo contra una residencia privada”.

Una prueba química en la sede de la policía resultó en un BAC (nivel de alcohol en la sangre) de 0.21%, casi el triple del límite permitido por la ley estatal de Nueva York para conducir (0.08%).

Marone fue acusada de conducir en estado de ebriedad, con agravantes y cambio de carril inadecuado. La residencia sufrió daños menores, según la policía.