Este miércoles, nueve personas murieron al estrellarse un avión cuando trataba aterrizar de emergencia en el aeropuerto internacional de Santo Domingo.

Entre los fallecidos se encuentra el productor de reguetón puertorriqueño José Ángel Hernández, conocido como “Flow La Movie”, quien viajaba con su pareja Debbie Jiménez y otros cuatro familiares, entre ellos dos niños, según datos del manifiesto de vuelo, al que tuvo acceso Efe.

Además de Hernández y Jiménez, los otros pasajeros fallecidos son Keilyan Hernández Peña, Jeyden Hernández, Yeilianys Jeishlimar Meléndez Jiménez y Jesiel Yabdiel Silva.

Los otros tres fallecidos son los dos pilotos, Luis Alberto Eljuri y Víctor Emilio Herrera, uno de nacionalidad dominicana y otro venezolana, y una azafata dominicana de nombre Verónica Estrella.

El vuelo privado partió del aeropuerto de La Isabela, en Santo Domingo, a las 5:09 p.m., tenía como destino Orlando, Florida, y era operado por la compañía dominicana Helidosa.

La aeronave se estrelló 16 minutos más tarde al tratar de hacer un aterrizaje de emergencia en Las Américas, cerca de la cabecera sur de la pista de aterrizaje, pero fuera del perímetro del aeropuerto, según informaciones de la operadora del terminal aéreo, Aerodom.

El general de brigada Enmanuel Souffront Tamayo, director de la Comisión Investigadora de Accidentes Aéreos, indicó a Efe, vía telefónica, que “todos los ocupantes fallecieron producto del impacto” del aparato.

Aún es “prematuro” establecer las causas del accidente, “apenas empezamos a hacer un levantamiento para iniciar el proceso de investigación, oír las grabaciones de la torre de control”, entre otras actuaciones, señaló Souffront desde el lugar del siniestro.

Sí confirmó que la aeronave, un Gulfstream IV, sufrió algún tipo de incidencia tras despegar del Aeropuerto Internacional de La Isabela.

La compañía de vuelos privados Helidosa, propietaria del aparato siniestrado, informó en un comunicado del suceso e, igualmente, cifró en nueve el número de personas a bordo, aunque indicó que eran siete pasajeros y dos tripulantes.

Asimismo, se puso a disposición de la Junta de Aviación Civil para colaborar con las investigaciones del siniestro.

El accidente ocasionó el cierre del aeropuerto de Las Américas durante algo más de dos horas, lo que obligó a cancelar un vuelo, desviar nueve vuelos de pasajeros y uno de carga y ocasionó retrasos en el despegue de otros nueve vuelos, según informaciones de Aerodom.