A medida que Puerto Rico comienza el proceso de reconstrucción y recuperación del devastador impacto del huracán Fiona el mes pasado, el senador estadounidense Bob Menéndez (DN.J.) y la congresista Nydia Velázquez (DN.Y.-07) encabezan una esfuerzo bicameral  instando a la Administración Biden a instruir a agencias federales como la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), la Administración de Pequeñas Empresas (SBA), el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA), el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), así como a otros, para garantizar que todas las solicitudes de asistencia y recursos estén correctamente traducidas al español y que estén disponibles suficientes empleados que hablen español.  

“La Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos emitió un informe que encontró que el acceso al idioma era un problema importante para acceder a la asistencia federal para los sobrevivientes de los huracanes María y Harvey”, escribieron los legisladores al presidente Biden . “En Puerto Rico, FEMA no tenía suficientes empleados de habla hispana para acomodar a la isla, lo que provocó demoras en la ayuda. La Comisión también recibió testimonio de que incluso después de que los documentos se tradujeron al español, a menudo eran inexactos y confusos. Si bien se han realizado algunas mejoras en este tema, instamos a su administración a revisar todos los documentos y recursos en español para verificar su precisión, especialmente a la luz de los recientes huracanes”. 

Los legisladores también instan a la Administración Biden a establecer Centros de Recuperación por Desastre en municipios adicionales de la isla para garantizar el acceso equitativo a los recursos y servicios federales.

“Los DRC son fundamentales para ayudar a los sobrevivientes a acceder a los programas de asistencia por desastre, comprender la correspondencia escrita y conocer las oportunidades de subvenciones federales para hacer que sus hogares sean más resistentes”, agregaron los legisladores . “Muchos residentes actualmente no tienen electricidad para tener una conexión a internet. Otros pueden carecer de la tecnología informática para acceder a  Internet  . Además, casi una cuarta parte de la población puertorriqueña tiene más de 65 años y puede tener un conocimiento informático limitado, si es que tiene alguno. Dado que la accesibilidad a Internet es un problema potencial, establecer más DRC ayudará a garantizar una recuperación más equitativa de la isla. También le pedimos que priorice aumentar el personal que hable español con fluidez para brindar a los residentes una asistencia integral y oportuna”.