En Colombia, el número de personas que se vieron obligadas a desplazarse por la violencia aumentó un 196% en 2021 respecto al año anterior.

Entre enero y noviembre de 2021, al menos 72.300 personas fueron forzadas a desplazarse en 159 emergencias, lo que representa un incremento del 62% en el número de eventos, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

La principal causa de los desplazamientos son las amenazas, enfrentamientos y hostigamientos por parte de grupos armados no estatales. OCHA recibió reportes de más de 2200 ataques en contra de la población civil.

Sólo el 26% de las personas desplazas han podido retornar a sus lugares de origen (en muchos casos sin garantías de seguridad), mientras que más de 53.150 personas se mantienen desplazadas y necesitan alojamiento, comida, atención sanitaria y protección.