La Organización Mundial de la Salud confirmó este miércoles que mañana llegará a Polonia el primer envío con asistencia médica para Ucrania. La remesa incluye 36 toneladas métricas de suministros para la atención de traumatismos y operaciones quirúrgicas de urgencia que servirán para atender a 1000 pacientes. El resto de los suministros sanitarios se usarán para satisfacer las necesidades de 150.000 personas.

En rueda de prensa en Ginebra sobre la evolución del COVID-19, el director general de la agencia de la ONU, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus indicó que antes del inicio de la ofensiva en Ucrania la Organización pudo distribuir suministros de emergencia en 23 hospitales, aunque reconoció que en estos momentos no tienen acceso a los suministros almacenados previamente en Kiev.

Hay una necesidad urgente de establecer un corredor para garantizar que los trabajadores humanitarios y los suministros tengan un acceso seguro y continuo para llegar a las personas necesitadas”, solicitó.

Los bebés son atendidos en un centro perinatal improvisado, ubicado en el sótano de un complejo sanitario en Saltivka, un distrito residencial en Kharkiv (Ucrania).

La falta de oxígeno no solo afectará a los pacientes de COVID-19

Posteriormente, Tedros explicó que antes del inicio de la ofensiva en Ucrania el país había experimentado un reciente aumento de casos de COVID-19.

Tras este dato, añadió que el bajo número de pruebas realizado desde el comienzo del conflicto el pasado jueves apuntan a la posibilidad que haya una importante transmisión de la enfermedad sin detectar.

“Junto con la baja cobertura de vacunación, esto aumenta el riesgo de que un gran número de personas desarrollen una enfermedad grave. La escasez crítica de oxígeno tendrá un impacto en la capacidad de tratar a los pacientes con COVID-19 y muchas otras enfermedades”, alertó.

Al mismo tiempo, indicó que al menos tres de las principales plantas proveedoras de oxígeno de Ucrania han cerrado, y que continúan buscando formas de conseguir oxígeno en los países vecinos y transportarlo de forma segura a donde se necesita.

El doctor Mike Ryan, director de emergencias de la Organización, complementó la información y explicó que la semana pasada unas 2000 personas necesitaban oxígeno por causas relacionadas con el coronavirus y que ese número aumentará con las intervenciones quirúrgicas u otras causas médicas.

“El oxígeno no sólo salva vidas para el COVID. El oxígeno salva vidas y punto. Lo necesitas cuando lo necesitas. No puedes esperar a mañana para tener oxígeno. No puedes esperar hasta la semana que viene. No se puede poner en una lista de espera. El oxígeno te salva la vida ahora y cuando lo necesitas, lo necesitas. Ucrania lo necesita”, detalló.

Tanto Tedros como Ryan apuntaron la posibilidad de que los grandes desplazamientos de población contribuyan a un incremento de la transmisión de la enfermedad, una circunstancia que probablemente aumentará la presión de los sistemas sanitarios de las naciones vecinas a Ucrania.

“Cada vez que se altera a una sociedad de este modo y se pone a millones de personas en movimiento, las enfermedades infecciosas se aprovechan de ello. La gente está apiñada, estresada, no come, no duerme bien, es muy susceptible de sufrir, en primer lugar, una infección, y es más probable que la enfermedad se propague”, alertó e indicó la necesidad de expandir la vacunación de las personas que abandonan Ucrania hacia otros países.

Las últimas cifras de la Agencia de la ONU para los Refugiados apuntan a que unos 870.00 refugiados ya han salido del país, y se espera que ese número se incremente rápidamente

No se pueden permitir los ataques al personal o a los centros sanitarios

Acto seguido, Tedros expresó su profunda preocupación por las informaciones que indican que se habrían producido ataques a instalaciones y trabajadores sanitarios.

“Hemos recibido varios informes no confirmados de ataques a hospitales e infraestructuras sanitarias, y un incidente confirmado la semana pasada, en el que un hospital fue atacado con armas pesadas, matando a cuatro personas e hiriendo a diez, entre ellas seis trabajadores sanitarios”, detalló y explicó que se está tratando de verificar otros incidentes.

Por ello, recordó que cualquier ataque sobre la atención sanitaria representa una violación del derecho internacional humanitario

“La inviolabilidad y neutralidad de la asistencia sanitaria -incluidos los trabajadores sanitarios, los pacientes, los suministros, el transporte y las instalaciones- y el derecho a un acceso seguro a la asistencia, deben respetarse y protegerse”, determinó.

El 27 de febrero de 2022, la gente cruza la frontera de Ucrania a Polonia.

Ayuda a costear la respuesta de la OMS en Ucrania

Para financiar la respuesta a la crisis, Tedros explicó que la Organización ya ha asignado 5,2 millones de dólares de su Fondo de Contingencia para Emergencias y que las necesidades presupuestadas para el próximo trimestre ascienden a 45 millones de dólares dentro del país y a 12,5 millones para la atención de refugiados en las naciones vecinas.

Igualmente, explicó que cualquier persona puede contribuir a la respuesta accediendo a la página web de la Fundación de la OMS y pulsando la opción de “donar”.