En una victoria para los demócratas, la Corte Suprema rechazó los esfuerzos de los republicanos en Carolina del Norte y Pensilvania para bloquear los planes de distritos del Congreso ordenados por la corte estatal .

En órdenes separadas el lunes por la noche, los jueces permiten que los mapas seleccionados por la Corte Suprema de cada estado entren en vigencia para las elecciones de 2022. Esos mapas son más favorables para los demócratas que los trazados por las legislaturas de los estados.

En Carolina del Norte, lo más probable es que el mapa otorgue a los demócratas un escaño adicional en la Cámara en 2023.

El mapa de Pensilvania probablemente también conducirá a la elección de más demócratas, dicen los republicanos, mientras los dos partidos luchan por el control de la Cámara de Representantes de EE. UU. en las elecciones intermedias de noviembre.