La policía respondió a la tienda de AT&T en S. Central Avenue el 1 de junio por un informe de un empleado de la tienda que describió un intento de abrir una cuenta por parte de un hombre que presentó como identificación un pasaporte estadounidense falso.

Cuando se le pidió que proporcionara una segunda forma de identificación, el hombre se enojó y le dijo al empleado: “Será mejor que tengas cuidado cuando te vayas”. 

La policía permaneció en el estacionamiento de la tienda hasta el cierre para garantizar la seguridad de los empleados.