El Huracán Ian ya tocó tierra en Estados Unidos, en el que alcanzó una categoría 4 este miércoles, con vientos de más de 240 km/h.

Ian se acercó a Estados Unidos por Cayo Costa, en el suroeste de Florida, en lo que ha sido catalogado como un huracán “extremadamente peligroso”  según informó el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU.

El huracán está provocando una marejada ciclónica de varios metros que está inundando grandes áreas de la costa suroeste de Florida.

“Es uno de los cinco peores huracanes que hayan azotado la península de Florida”, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en una conferencia de prensa al caer la tarde del miércoles.

Diferentes ciudades, como Sarasota o Fort Myers, habían reportado daños debido a los poderosos vientos que el ciclón llevó Ian a la península de Florida.

Marco Island, en el suroeste de Florida y conectada por puentes a la ciudad de Naples, quedó inundada con hasta 76 centímetros de agua en algunas zonas.

Se espera que la trayectoria de Ian se desvíe hacia el norte, poniendo en alerta a los grandes centros urbanos de Orlando y Tampa.