Julia se ha convertido ahora en huracán durante este sábado, mientras el ojo del huracán se acerca a San Andrés rumbo a las costas de Nicaragua por lo que pronostican inundaciones y deslizamientos de tierra sobre América Central y el sur de México hasta la próxima semana.

Según el Centro Nacional de Huracanes, Julia se ubicaba a 65 millas al sur de la Isla de Providencia en Colombia y a 80 millas al este-noreste de Bluefields en Nicaragua.

El ciclón tenía vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, y se movía en dirección oeste a una velocidad de 17 mph.

De acuerdo a las proyecciones del NHC, la tormenta seguiría moviéndose en dirección oeste hasta el domingo, cuando tras convertirse en huracán toque tierra en Nicaragua.