El Real Madrid cedió un nuevo empate en La Liga, esta vez ante el Girona y disminuye a un punto su posición sobre el Barcelona.

El gol llegó al segundo tiempo, con una asistencia de Valverde que Vinicius pudo aprovechar. Sin embargo, Asensio encontró el balón con su brazo mientras defendía en su área, tras consultarlo con el VAR el arbitro señaló el punto penal. que fue cobrado por Stuani que logró engañar a Courtois y anotar el empate.

Rodrygo anotó un gol que fue anulado al entender que el brasileño empujó el balón cuando ya lo tenía controlado el guardameta argentino.

Kroos se ha ido al vestuario antes de tiempo tras ver la segunda amarilla.