El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, partió este jueves de Maldivas a bordo de un avión de una aerolínea saudita con destino a Singapur, según indicó un responsable aeroportuario, cuando el mandatario se encuetra huyendo de su país.

El presidente partió con su mujer, Ioma y sus dos guardaespaldas, fueron escoltados al avión minutos antes de su despegue del aeropuerto internacional Velana en Malé, la capital de Maldivas, afirmó ese responsable.

El jefe de Estado esrilanqués huyó el sábado de su residencia, tomada por asalto por los manifestantes que lo acusan de su mala gestión en medio de la peor crisis económica de la historia del país.

Las autoridades de Sri Lanka anunciaron este jueves la imposición de un toque de queda a partir de las 12.00 horas (hora local) en el distrito de Colombo, la ciudad más poblada y antigua capital del país, en medio de la oleada de manifestaciones de los últimos días y tras la huida del país del presidente, Gotabaya Rajapaksa.

El Departamento de Información del Gobierno ceilandés indicó que el toque de queda estará en vigor entre las 12.00 y las 5.00 horas del viernes, un día después de que el primer ministro y ahora presidente interino, Ranil Wickremesinghe decretara el estado de emergencia en la isla.

Por su parte, los manifestantes han decidido abandonar los edificios oficiales que habían ocupado durante los últimos días, incluidos las residencias oficiales del presidente y el primer ministro, tal y como ha recogido el diario ceilandés ‘Daily Mirror’.

Wickremesinghe fue nombrado presidente interino durante la jornada del miércoles, horas después de que Rajapaksa abandonara el país con destino a Maldivas. A pesar de que el mandatario se había comprometido a dimitir el 13 de julio, hasta el momento no ha formalizado el anuncio.

Tras ello, Wickremesinghe instó a las fuerzas de seguridad del país a hacer lo necesario para “restaurar el orden” para acabar con la “amenaza fascista” a raíz de la fuerte ola de protestas y confirmó la creación de una comisión formada por tres comandantes de las Fueras Armadas y el inspector general de la Policía, quienes han dado autorización a tomar las medidas pertinentes para frenar el avance de los manifestantes.

Wickremesinghe fue nombrado presidente interino durante la jornada del miércoles, horas después de que Rajapaksa abandonara el país con destino a Maldivas. A pesar de que el mandatario se había comprometido a dimitir el 13 de julio, hasta el momento no ha formalizado el anuncio.

Tras ello, Wickremesinghe instó a las fuerzas de seguridad del país a hacer lo necesario para “restaurar el orden” para acabar con la “amenaza fascista” a raíz de la fuerte ola de protestas y confirmó la creación de una comisión formada por tres comandantes de las Fueras Armadas y el inspector general de la Policía, quienes han dado autorización a tomar las medidas pertinentes para frenar el avance de los manifestantes.