Desde este sábado, se habilatará el número 988, para recibir apoyo profesional ante cualquier crisis de salud mental, propia o de un ser querido, sea por suicidio, abuso de sustancias u otros problemas.

Ese número estará disponible 24/7 con operadores que hablan en español, de acceso gratuito y al que también se pueden enviar mensajes de texto, llega en el momento en que el país más lo necesita: la pandemia del coronavirus ha exacerbado una crisis de salud mental nacional que le antecedía.

Antes de la pandemia, en 2019, 50 millones de adultos estadounidenses el 20% ya habían sido diagnosticados con algún trastorno de salud mental, según un informe de Mental Health America.

1 de cada 5 adolescentes ha contemplado el suicidio y 4 de cada 10 admite sentir tristeza y desesperanza persistente, revela una encuesta reciente de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

En 2020, cada 11 minutos hubo una fatalidad por suicidio, que fue la segunda causa de muerte en niños de 10 a 14 años y adultos de 25 a 34.

Las muertes por sobredosis también han aumentado. Más de 100 mil personas fallecieron por esta causa entre abril 2021 y abril de 2022.

El relanzamiento del 988 -una red de más de 200 call centers estadales y locales apoyados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS)- forma parte del plan de la Casa Blanca para atender la creciente crisis de salud mental que aqueja a la nación.

El gobierno ha destinado 432 millones de dólares -18 veces más que su predecesor- a esta iniciativa.

“988 es más que un número; es un mensaje: estamos aquí para ti. A través de esta y otras acciones hacemos de la salud mental una prioridad”, dijo el secretario de salud, Xavier Becerra, aclarando que el éxito también depende de los estados que estarán a cargo de la gestión y administración de los centros locales.

La línea telefónica de atención telefónica de la Red Nacional de Prevención del Suicidio que existía hasta ahora -800-271-TALK, y que ahora pasa a ser el 988- ha venido experimentando un aumento drástico en el volumen de llamadas de personas que buscan ayuda en momentos de desesperación.