El féretro de la reina Isabel II llegó esta tarde al Palacio de Buckingham, recibida por multitudes que se aglomeraron en el camino para darle el último adiós.

Entre aplausos, el cortejo fúnebre de la reina Isabel II llegó al Palacio de Buckingham, los miles de asistentes siguieron en sus teléfonos celulares la transmisión televisiva del trayecto desde la base aérea militar de RAF Northolt para saber la distancia en que se encontraba el cortejo fúnebre. +

Un avión militar C-17 Globemaster con el féretro de la reina aterrizó en Northolt, una base aérea al oeste de la ciudad, aproximadamente una hora después de que partió de Edimburgo.

La primera ministra británica, Liz Truss; el secretario de Defensa, Ben Wallace y una guardia militar de honor aguardaban en la base aérea. Horas antes en Edimburgo, al son de una gaita, el féretro de roble cubierto por una bandera salió de la Catedral de San Egidio.

El féretro pasará la noche en el Palacio de Buckingham. El miércoles el ataúd será llevado al Parlamento, donde permanecerá en capilla ardiente durante cuatro días antes del funeral del lunes.