El Departamento de Justicia de Estados Unidos inicia investigación de documentos clasificados de Joe Biden

0
48

El fiscal general, Merrick Garland, anunció que el Departamento de Justicia ha abierto una investigación sobre el hallazgo de documentos clasificados de la Administración de Barack Obama en una de las antiguas oficinas del presidente, Joe Biden, y en el garaje de su residencia en Delaware.

Garland designó para ello a un fiscal especial, Robert K. Hur, exfiscal federal de Maryland y quien sirvió en el Departamento de Justicia durante la Administración de Donald Trump. 

Hace dos meses, Garland nombró a un fiscal especial para investigar a Trump por el traslado de más de un centenar de documentos secretos del Gobierno a su residencia en Mar-a-Lago tras abandonar la Casa Blanca en 2021, aunque esta investigación del Departamento de Justicia también analiza cuál fue su rol en el ataque al Capitolio de enero de ese año y si intentó alterar el resultado de las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 que perdió ante Biden.

La Casa Blanca reveló que un segundo lote de documentos clasificados de la Administración Obama fue hallado en un almacén en el garaje de la residencia personal del presidente, Joe Biden, en Wilmington (Delaware). Es un “pequeño número” de documentos, tal y como adelantó el miércoles en exclusiva la cadena de noticias NBC News, de la época en que Biden fue vicepresidente de Obama.

Los documentos fueron localizado por el equipo de Biden, que rastreó sus propiedades tras desvelarse esta semana el hallazgo en noviembre de otro lote de documentos clasificados de la Administración Obama en una oficina usada por Biden tras abandonar la Casa Blanca en 2017. Según informó después Garland, el hallazgo se produjo el 20 de diciembre, aunque no se conoció hasta el miércoles 11 de enero.

“Todos menos uno de estos documentos fueron encontrados en un espacio de almacenamiento en el garaje de la residencia del presidente en Wilmington”, dijo este jueves sobre el nuevo hallazgo el asesor Richard Sauber, “luego se descubrió un documento de una página entre materiales almacenados en una habitación adyacente”.

El primer grupo “pequeño” de documentos fue localizado días antes de las elecciones de medio mandato en una antigua oficina de Biden en Washington D.C., pero no se informó de ello hasta el lunes.

Garland remarcó este jueves que considera que el Departamento de Justicia “puede manejar todas las investigaciones con integridad”, pero que era necesario que se designe a un fiscal especial dadas “las regulaciones y las circunstancias extraordinarias” del caso. 

“Este nombramiento subraya para el público el compromiso del departamento tanto con la independencia como con la rendición de cuentas en asuntos particularmente delicados”, señaló. 

El fiscal designado ahora para investigar a Biden, indicó, tiene una “carrera larga y distinguida”. Hur se unió a la división penal del DOJ en 2003, donde trabajó en antiterrorismo, fraude corporativo y asuntos de apelación, detalló. Desde 2007 hasta 2014, se desempeñó como fiscal federal adjunto para el distrito de Maryland, donde procesó asuntos que iban desde violencia del crimen al fraude financiero.

Investigadores federales han entrevistado a varios asistentes que trabajaron para Biden en los últimos días de la Administración de Obama para revisar cómo los documentos clasificados terminaron en su residencia de Delaware y en una oficina de Washington.

Sauber dijo que el Departamento de Justicia fue “notificado de inmediato” sobre el hallazgo de los documentos en casa de Biden, y los abogados del presidente arreglaron su envío. La Casa Blanca dice además que la búsqueda se completó el miércoles por la noche.

En breves declaraciones a los periodistas, Biden dijo este jueves que los documentos estaban en “áreas de almacenamiento y archivadores” de su casa, en su biblioteca personal.

Cuando se le preguntó por qué tenía documentos clasificados junto a su Corvette en su garaje, Biden dijo: “Mi Corvette está en un garaje cerrado. No es como si estuviera en la calle”.

“La gente sabe que me tomo en serio los documentos clasificados y el material clasificado”, agregó.

El martes, tras conocerse el primer hallazgo, Biden había dicho que estaba “sorprendido” y quehabíaordenado que se entreguen los documentos a los Archivos Nacionales.

Sauber dijo el jueves que los abogados del presidente completaron las búsquedas en “ubicaciones donde los archivos de su oficina vicepresidencial podrían haber sido enviados en el curso de la transición de 2017”. Agregó que la Casa Blanca “seguirá cooperando” con la revisión del Departamento de Justicia.