El condado de Nassau, Nueva York, se iluminó con los colores de la bandera colombiana (Rojo, Amarillo y azul) para celebrar el aniversario del país.

El evento inició a las 6 de la tarde dónde las autoridades, como el ejecutivo del Condado Bruce Blakeman, el director ejecutivo Herberth Flores junto a la cónsul General de Colombia en Nueva York, Susana Berenguer, dieron inicio a la actividad.

Alexandra Aristizabal, presidenta del Festival Orgullo Colombiano destacó la alegría de celebrar a la patria colombiana en Nueva York, luego de haberse detenido por la pandemia.

“Le damos gracias a Dios tenernos nuevamente, que tenga camiseta amarillo, azul y rojo. Yo creo que a todos se nos erizamos simplemente de saber que después de muchos años hemos podido celebrar el día que es nuestra independencia, me siento muy emocionada al ver a la comunidad es muy importante, el festival tiene las puertas abiertas como siempre en Long Island. Este festival es de todos y de todas partes, una de las personas que siempre nos ha apoyado ha sido Catalina Cruz, no solo como la asambleísta que ha sido especial con estos momentos tan difíciles desde el 2012 que se inició esta idea” declaró Aristizabal.

Por su parte, Catalina Cruz, representante colombiana en Yonkers, refirió que, “Para mí es un orgullo estar aquí, yo representó la pequeña Colombia en Yonkers, desde el 2018 tengo ese orgullo y ese mandato de representar una comunidad que tiene una gran cantidad de migrantes de todo el estado de Nueva York, la comunidad más diversa y dónde está nuestra gente. Yo nací en Medellín, Colombia y llegué aquí a la edad de 9 años de la mano de mi madre, Cuándo hay era doméstica, siendo allá en Colombia enfermera, y es la historia de muchos de ustedes, llegar aquí cuando en Colombia tiene una vida que cambia, ya sea por la pobreza, la corrupción, por muchas otras personas si vienen aquí por buscar un mejor mañana, para mí contar Mi historia es contar la historia de muchos compatriotas” explicó Cruz.

Los colombianos que asistieron al evento tuvieron el placer de ver los colores de su patria amada, brillando sobre la superficie del Capitolio y posterior a ello de entonar las sagradas notas de su himno nacional.

Con gritos de júbilo y vítores hacia su patria, fue la manera conmovedora que los ciudadanos colombianos que residen en Nueva York rindieron honor a su patria.