Crónica del Maratón de Nueva York 2022

0
98

Este domingo 6 de noviembre se desarrolló el Maratón de Nueva York en su edición del año 2022, evento que permitió que volvieran a llenarse las calles con unos 50.000 corredores.

Daniel do Nascimento, un joven brasileño rompió cualquier pacto de ritmo inicial y se marchó en solitario en cabeza en los primeros kilómetros, aventajaba en más de dos minutos a todos sus perseguidores después de 24 kilómetros. Había superado el rero de la prueba con un tiempo inesperado en Nueva York (1h02:22).

No obstante, el único capaz de armar una zancada más larga y una cadencia más rápida fue Evans Chebet, un joven keniano que partía en la lista de favoritos. El africano aceptó el desafío y su nuevo ritmo a partir del kilómetro 24 le dejó sin compañeros con los que compartir el reto de alcanzar al brasileño.

Desde entonces, el triunfo en el maratón se concentró en la capacidad del latinoamericano para resistir y en la gestión de fuerzas y velocidad del keniano para remontar. Chebet dejó clara su fortaleza al cubrir del kilómetro 30 al 35 en 14 minutos y 37 segundos.Para completar la lista de novedades, Daniel Do Nascimento sorprendió en el kilómetro 29 al entrar a uno de los retretes portátiles de la organización.

No tardó demasiado en volver a la carretera y mejorar el ritmo que había perdido en los últimos kilómetros, lo que animó la competencia.Sin embargo, había emergido el primer síntoma de que su cuerpo no estaba en las mejores condiciones. Los 23 grados de temperatura, la humedad y el titánico esfuerzo inicial golpeaban su preparación. Aguantó corriendo unos kilómetros más, pero en el kilómetro 32 se derrumbó en mitad de la carretera y abandonó el maratón por los problemas físicos.

El desfallecimiento del brasileño abrió la puerta al hito de Evans Chebet con 10 kilómetros por recorrer. Sin el inesperado líder por delante ya pudo dedicarse a gestionar su ventaja y pensar en que iba a igualar a Kipchoge en victorias. Además, contaba con la experiencia de saber lo que es ganar un gran maratón.Sin embargo, en esta emocionante jornada no podía faltar la emoción final. Shura Kitata, el segundo favorito de la prueba, apareció en los últimos kilómetros como amenaza para Chebet, quien perdía fuerza y ventaja.

El keniano corría de manera irregular y miraba atrás ante la presión del etíope. Asomaba un rival de entidad y a falta de un kilómetro se acercó a unos segundos, aunque Kitata no contaba con la reserva de energías necesaria para un empuje final y tuvo que conformarse con un segundo puesto cercano.

Con el triunfo de Evans Chebet (2h08:41), Kenia confirma su dominio de la distancia. Todos los ganadores de esta temporada de los ‘majors’ del maratón procedían de esta parte del mundo que ha certificado que cuenta con los mejores deportistas masculinos del planeta.

Entre las mujeres, el habitual grupo de cabeza con favoritas aguantó hasta casi el kilómetro 30 con una decena de atletas. Solo entonces llegó el momento de despejar dudas con un trío de elegidas conformado por Hellen Obiri, debutante en un maratón con 32 años, Gotytom Gebreslase y Viola Cheptoo.

Cuando las tres aventajaban en 15 segundos a sus perseguidoras parecía que iban a repartirse el podio. Pero aflojaron sus tiempos y eso provocó la recuperación moral y física de varias atletas que remontarían y terminarían por convertirse en protagonistas.

En primer lugar, la israelí Lonah Salpeter, la corredora con mejor marca acreditada en la salida, regresó a la cabeza para ser protagonista. A menos de 10 kilómetros para el final volvía a contar como candidata con la ganadora del maratón de Nueva York en el año 2010. Poco después, otra debutante, la keniana Sharon Lokedi se sumó al grupo en un movimiento que resultaría decisivo.

Cada vez había más mujeres en remontada y entonces la israelí optó por sacudir buscar más velocidad. A falta de 6 kilómetros, el ritmo de Salpeter había descabalgado a Oriri y a Cheptoo. Así presionaba sus dos rivales restantes al punto mayor de exigencia.

En la carrera de eliminación, la etíope Gebreslase perdió la estela de sus compañeras en un descenso a a falta de 2.000 metros para la llegada. Lokedi y Salpeter se quedaron solas en cabeza mano a mano antes de llegar a la cuesta final que elegiría a la ganadora. Era el momento de que la ganadora de los campeonatos universitarios de Estados Unidos de 10.000 metros en el año 2018 (era alumna en la Universidad de Kansas) mostrara sus habilidades.

Entró Lokedi en el último kilómetro con tres segundos de ventaja, pero Chemtai Salpeter no se entregaba y llegó a amenazar con esprintar. Apretó los dientes la keniana para conservar su ventaja, respiró al entrar en Central Park. Finalmente, la novata en la distancia cruzó la meta aliviada y eufórica por su gran triunfo en Nueva York. Después de 42,195 kilómetros había vencido (2h23:23) por únicamente unos segundos y se convertía en uno de los ocho deportistas (hombres o mujeres) capaces de ganar la prueba en su estreno.