El momento de la reparación para resarcir daños que les causó la violencia llegó para 121 víctimas del conflicto armado de los municipios de Betulia y Urrao, quienes recibieron casi 872 millones de pesos en indemnizaciones con orientación a la inversión adecuada.

La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, con apoyo de las alcaldías, coordinó las jornadas de notificación de las cartas de dignificación y los giros bancarios, que reconocen que sufrieron delitos graves y que han sido resilientes para continuar sus vidas.

El director de la entidad en Antioquia, Wilson Córdoba Mena, encabezó estas jornadas y explicó que “la mayoría de ellas sufrieron hechos victimizantes como desplazamiento forzado, homicidios, secuestro y desaparición forzada de familiares, lesiones personales, entre otros delitos”. 

Y para incidir en la adecuada inversión de estos dineros públicos, la jornada incluyó oferta interinstitucional para suplir necesidades de esta población como vivienda, ahorro, educación o proyectos productivos para la inversión adecuada y una charla antifraude para evitar estafas contra las víctimas. 

Entre abril y mayo, se realizan 28 jornadas para indemnizar a 3.319 víctimas con recursos por 42.790 millones de pesos de más de un centenar de municipios antioqueños. De la población beneficiada, 229 personas que habitan en municipios del suroeste antioqueño.

Planes de reparación

En Urrao, la Unidad para las Víctimas ha invertido más de 26.000 millones de pesos en esta población, incluidas 1.191 indemnizaciones económicas y ayuda humanitaria. En Betulia, más de 14.000 millones de pesos y 1.064 indemnizaciones individuales pagadas.

Estos municipios también son priorizados con la implementación de planes de reparación colectiva, de retornos y reubicación y obras de infraestructura para resarcir los daños causados por el conflicto armado. 

Los más recientes proyectos comunitarios son la dotación tecnológica y mobiliaria para las 17 instituciones educativas y de elementos biomédicos para equipar el centro de salud del corregimiento Altamira, en Betulia. 

En total, la Unidad para las Víctimas ha invertido más de 15 billones de pesos en Colombia para la reparación integral de esta población. Antioquia es la región más beneficiada con 3,5 billones.