La Unidad para las Víctimas, el Ministerio de Vivienda, la Gobernación de Risaralda, la Defensoría del Pueblo, la Personería Municipal, la Alcaldía de Pueblo Rico, autoridades indígenas y líderes de los retornados se dieron cita en la Casa de la Cultura para buscar una salida a los inconvenientes que se han venido presentando con las viviendas para las familias que han regresado en años atrás a ese territorio.

Entre tanto y a través del Grupo de Retornos y Reubicaciones, la entidad continúa avanzando en la articulación interinstitucional para dar respuesta a las limitaciones de acceso a vivienda que enfrentan las comunidades embera chamí ubicadas en los municipios de Pueblo Rico y Mistrató. Lo anterior constituye un elemento fundamental para brindar sostenibilidad a los procesos de retornos y reubicaciones realizados hasta el momento.

 “Este año se va a iniciar el proceso de subsanación de viviendas que quedan por construir con la adjudicación de unos subsidios tras hacer el cruce de información con las familias retornadas. También debemos articular una reunión con el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Vivienda con el fin de definir especificaciones técnicas de las soluciones habitacionales”, expresó al respecto Laura Moreno, directora territorial de la Unidad en el Eje Cafetero. 

En desarrollo de la jornada se identificaron las necesidades en torno a vivienda en las comunidades que vienen siendo acompañadas, se definió la ruta de articulación entre los diferentes actores para estructurar los proyectos de vivienda, se establecieron acuerdos frente a la financiación y cofinanciación por parte de las entidades territoriales y se diseñó el plan de trabajo para las comunidades.

 “Se logró avanzar en compromisos para identificar las fuentes de financiación de las viviendas. Así las cosas, el Distrito de Bogotá va a invertir para garantizar la entrega de vivienda en la capital, mientras que la Gobernación de Risaralda solicitará que con recursos de regalías se priorice a las comunidades emberá chamí retornadas en el departamento, lo que requiere estudio de suelos que estará a cargo de la Alcaldía de Pueblo Rico. Todo esto basado en los cruces de bases de datos que tiene la Unidad de los retornos acompañados hasta el momento”, comentó Jhonatan Forero, coordinador de Retornos y Reubicaciones de la entidad.

“Llevamos a cabo una mesa de concertación para validar acuerdos pasados que la comunidad necesita que se cumplan. Esperamos que las experiencias pasadas nos dejen enseñanza y este proceso culmine de la mejor forma”, concluyó al respecto Danilo Mejía, personero municipal.