Frente la alteración del orden público suscitado en los municipios de Santander de Quilichao y Buenos Aires el pasado jueves 12 de mayo, la Unidad para las Víctimas realizó seguimiento a la emergencia humanitaria por desplazamiento.

En reunión con la administración municipal y líderes de la comunidad desplazada, se verificó la situación de estas familias que, en primera instancia, se encuentran atendidas por la administración municipal de Santander de Quilichao en cada uno de los componentes de la inmediatez, en coordinación con entidades del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV).

Por su parte, el director territorial Cauca de la Unidad para las Víctimas, Dan Harry Sánchez Cobo, manifestó que “en estos momentos estamos esperando el censo final por parte de la administración municipal para apoyar la atención de estas familias afectadas por el suceso registrado en días pasados en este territorio”.

El funcionario agregó que, como Sistema de Atención y Reparación Integral a las Víctimas, se trabaja para cubrir todos los componentes que hacen parte del plan de contingencia y que se está verificando la atención psicosocial de varios menores que se encuentran en este espacio y que necesitan apoyo de educación, entre otros.

De esta manera la Unidad para las Víctimas continuará coordinando la atención de estas familias desplazadas en pro de la redignificación de sus vidas y la reparación integral.