Pese a las dificultades generadas por la pandemia, la Unidad para las Víctimas – Dirección Territorial Caquetá Huila logró llegar a los sitios más lejanos de la geografía con atención humanitaria, indemnizaciones y unidades productivas. 

Entre las principales actividades del 2021 en Caquetá se encuentra la indemnización a 1.852 víctimas del conflicto a través de cartas que fueron entregadas en diferentes jornadas institucionales y que sumaron $16.950.442.446. 

Los indemnizados fueron víctimas priorizadas por la ley, entre ellos mayores de 68 años, en condición de discapacidad o con enfermedades catastróficas o terminales. Así mismo se avanzó en la indemnización de víctimas de la ruta general y personas que aplicaron al método técnico de priorización, es decir que cumplen dos o más condiciones de alta vulnerabilidad. 

También se fortaleció a las víctimas para ejercer incidencia en los 16 municipios del Caquetá en lo relativo a protocolos, ley 1448, procesos de inclusión, derechos individuales y colectivos y cooperación internacional. 

Esquemas especiales de acompañamiento

En este frente se hicieron entregas de unidades de negocios a cerca de 200 familias, pertenecientes a cuatro municipios priorizados, entre ellos: Florencia, Morelia y Milán. 

De igual manera, se implementó la asistencia técnica a las entidades territoriales para la presentación y retroalimentación de documentación de proyectos para acceso a la oferta a 52 esquemas aprobados.

También se fortaleció el acompañamiento al proceso de retornos y reubicaciones de tres resguardos entre ellos Yaguara II, ubicado a 12 horas de San Vicente del Caguán, San Pablo el Pará y el Resguardo el Águila, del pueblo misak, que padecieron el asesinato de sus integrantes, en un hecho que no se ha podido resolver por parte de las autoridades.

Así mismo, se logró, por parte de la Unidad, sacar avante los planes de retornos y reubicaciones de 31 comunidades no étnicas aprobadas en el marco de los comités territoriales de justicia transicional y se adelantó la formulación y aprobación de planes de no étnicos de tres comunidades en los municipios de Paujil, Puerto Rico y Cartagena del Chairá. 

Reparación colectiva

En el 2021 se desarrollaron dos jornadas de formulación del plan integral de reparación colectiva con los sujetos cabildo Jaeni Diona, Honduras y el pueblo embera chamí. 

“Logramos cerrar tres acciones de satisfacción, más dos de restitución, con un avance del 93 %. Con el sujeto nasa wexs La Gaitana se avanzó en un 90 % con la implementación del PIRC en tanto que con el sujeto de reparación colectiva resguardo páez el Líbano llevamos a cabo tres jornadas de caracterización del daño y se avanzó en un 90 % en el documento respectivo. Con nasa uss, cuatro jornadas de caracterización del daño y se avanzó en un 90 % en el documento”, explicó la directora territorial de la Unidad Yhina, Paola Lombana López.

Nación Territorio

La dirección Caquetá Huila efectuó acompañamiento a las 17 entidades territoriales donde se realizaron 85 sesiones de comités de justicia transicional, escenarios donde se hace seguimiento a la implementación del plan de acción territorial (PAT) y se dinamizan todas las acciones para garantizar el goce efectivo de derechos a la población víctima.

Así mismo se socializó en diferentes escenarios las ofertas de las instituciones de educación superior. 

Definición de situación militar

Hubo dos jornadas de definición de la situación militar de manera articulada con el Distrito Militar y las 16 alcaldías del Caquetá, donde se definió la situación militar a 400 jóvenes.

Sujetos campesinos

Con la comunidad de la Unión Peneya se continuó con la fase de diseño y formulación, donde se definieron las acciones reparadoras. En Portal la Mono se realizó la construcción del documento técnico del plan de reparación, con socialización y aprobación respectiva en el municipio de Belén de los Andaquíes. Otro tanto se hizo en Puerto Torres, donde se dio inicio a la fase de implementación, con tres medidas de rehabilitación, satisfacción y restitución.

En este último se entregó un camión tipo estacas que tuvo un costo de $135 millones.

Cooperación internacional en territorio

Se gestionó apoyo de la OIM para la implementación de seis acciones a cuatro comunidades no étnicas: Ronservalles, la Bocana, Alto Avance y la Unión 2, de los municipios de Florencia y San Vicente del Caguán.

Retos 

Yhina Paola Lombana directora territorial Caquetá Huila, puntualizó que en el año 2022 se trabajará en tres frentes en la Cuenca del Caguán y el Piedemonte Caqueteño. 

 “Continuaremos con un trabajo intenso para indemnizar a las víctimas del conflicto, que en Caquetá equivale al 50% de la población. Así mismo, sacaremos adelante proyectos de infraestructura comunitaria que repercutan de manera decidida en el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades que sufrieron el flagelo del conflicto y llevaremos a cabo la puesta en marcha de las Casas de la Justicia y la Reconciliación en varios de los municipios de esta región”, puntualizó la directora territorial.