El Laboratorio Nacional de Salud Pública de Haití confirmó dos casos de cólera durante el fin de semana en Puerto Príncipe e investiga numerosos casos sospechosos en el área metropolitana de la capital, ocho de los cuales murieron.

“La ONU está lista para desplegar equipos de respuesta de emergencia con el objetivo de apoyar a las comunidades afectadas tan pronto como se garantice el acceso seguro y se [desbloqueen] los suministros de combustible”, afirmó este lunes el Secretario General de las Naciones Unidas.

En un comunicado, António Guterres expresó gran preocupación por la salud y seguridad de la población en Haití y solicitó acceso inmediato e irrestricto a todo el territorio haitiano para facilitar la entrega de combustible con fines humanitarios.

Las entregas de combustible han estado bloqueadas en el puerto desde mediados de septiembre, afectando tanto la vida cotidiana de los haitianos, como la capacidad de los trabajadores de la ONU, otros organismos y la comunidad internacional para responder a la grave crisis que atraviesa el país.

Guterres instó a todas las partes del espectro político y social a trabajar unidas en este momento de crisis para poder garantizar que los avances logrados en los últimos doce años en la lucha contra el cólera no se pierdan o deterioren.

Mitigar los riesgos

La ONU se encuentra monitoreando cuidadosamente la situación y apoya los trabajos del gobierno para contener el brote y lanzar una respuesta enfocada en limitar la propagación del cólera e informar a la población sobre las medidas que se deben tomar a nivel doméstico para protegerse de la infección.

Para ello, el personal en el terreno ha destacado la urgencia de que se les garantice el acceso seguro a las áreas de riesgo, sobre todo a aquellas donde se han confirmado o se sospechan casos con la intención de mitigar los factores que aumentan la posibilidad de un brote grande de la enfermedad.

Por ahora, la ONU planea ampliar la vigilancia y aumentar la provisión de agua y saneamiento, abrir centros de tratamiento y reforzar la gestión de los casos.

Los casos detectados fueron identificados utilizando el mecanismo de vigilancia del cólera, establecido por las autoridades haitianas y apoyado por las Naciones Unidas.

Un grupo de niños haitianos aprende cómo lavarse las manos correctamente.

Medidas precautorias

Por lo pronto, la oficina del coordinador residente de la ONU instó anoche a todos los habitantes de Haití a mantenerse alerta e implementar precauciones que eviten los contagios en la comunidad.

Las medidas precautorias recomendadas son:

  • hervir el agua para beber o cocinar
  • lavarse las manos regularmente con jabón y agua hervida o clorada
  • proteger los alimentos de los roedores e insectos

Asimismo, exhorta a toda persona con síntoma de diarrea acuosa aguda y vómitos a buscar atención médica de inmediato y a mantenerse hidratado con un suero casero que se prepara con un litro de agua hervida, seis cucharaditas de azúcar y media cucharadita de sal.

Los lactantes, por su parte, deben recibir un mínimo de medio litro de sales de rehidratación oral al día, mientras que los niños deben beber un litro y los adultos tres litros diarios.