Se han visto y escuchado explosiones en partes de la capital ucraniana, Kiev, a medida que la lucha de las fuerzas ucranianas para contener un avance ruso sobre la capital se intensifica en las primeras horas de la mañana del sábado, en medio de advertencias de que la ciudad podría caer en unos días y mientras los funcionarios entregaban armas a los reservistas.

“Esta noche será muy difícil y el enemigo utilizará todas las fuerzas disponibles para romper la resistencia de los ucranianos”, dijo el viernes el presidente Volodymyr Zelensky en un mensaje de video nocturno. “Esta noche tenemos que mantenernos firmes. El destino de Ucrania se está decidiendo ahora mismo”.

El sábado temprano, videos de testigos presenciales mostraron explosiones en un área al noroeste de la capital ucraniana, Kiev. Hay una base militar en la zona.

En la capital también informaron haber escuchado fuertes explosiones al oeste y al sur de la ciudad el sábado. Poco después, el Servicio Estatal de Comunicaciones Especiales de Ucrania dijo que también se están produciendo enfrentamientos en un suburbio del este, ya que las fuerzas rusas se acercan a la capital desde múltiples lados.Mientras tanto, las fuerzas armadas ucranianas informaron de intensos combates en los alrededores de la ciudad de Vasylkiv, a unos 30 kilómetros al suroeste de Kiev.

“Se están llevando a cabo intensos combates en la ciudad de Vasylkiv en la región de Kyiv, donde los ocupantes están tratando de aterrizar un grupo de desembarco”, dijeron las fuerzas armadas.

Las fuerzas rusas están cerca de Kiev, confirmó Zelensky en su mensaje del viernes, avanzando hacia la capital desde el norte y el este después de tomar el control el jueves de una base aérea justo al norte de la ciudad. Pero “los ucranianos resisten heroicamente la agresión rusa”, dijo.El ejército de Rusia afirmó el viernes que sus fuerzas habían llevado a cabo una “operación de aterrizaje exitosa” para capturar el aeródromo de Hostomel, considerado de importancia estratégica, en las afueras de Kiev.

Los comentarios de Zelensky se produjeron horas después de que se publicara un video en su página de Facebook, que lo mostraba con un grupo de hombres y decía: “Estamos aquí. Estamos en Kiev. Estamos defendiendo a Ucrania”.

Antes del amanecer del viernes, las explosiones iluminaron el cielo sobre la capital cuando Rusia atacó la ciudad con ataques con misiles, según un asesor del gobierno ucraniano. 

Reporteros han informado haber escuchado dos grandes explosiones en el centro de Kiev y una tercera explosión fuerte en la distancia, seguida de al menos tres explosiones más al suroeste de la ciudad unas horas más tarde.”Continuaron los ataques en Kiev con misiles de crucero o balísticos”, dijo a los periodistas Anton Gerashchenko, asesor del jefe del Ministerio del Interior de Ucrania, a través de un mensaje de texto el viernes.

Mientras tanto, el Ministerio de Defensa de Ucrania dijo que las tropas de reconocimiento rusas habían ingresado al distrito de Obolon, en el norte de Kiev, a solo unas pocas millas del centro de la ciudad. Los videos del área mostraban escenas caóticas mientras los civiles intentaban esconderse del fuego de armas pequeñas.

Un tuit del ministerio pidió a los ciudadanos del distrito que reportaran cualquier movimiento sospechoso y agregó: “Hagan cócteles Molotov y eliminen al ocupante”.

Se ha visto a un grupo de fuerzas de seguridad ucranianas salir de la sede de la policía de la ciudad con armas y municiones, aparentemente en dirección a Obolon.

Mientras tanto, 92 personas que trabajaban en la planta de energía de Chernobyl, el sitio del peor desastre nuclear del mundo, fueron tomadas como rehenes, dijo el viernes el embajador de Ucrania en Estados Unidos. Las fuerzas rusas tomaron el control del sitio el jueves, lo que generó temores de que los combates pudieran interferir con el funcionamiento de las instalaciones de desechos nucleares.

A medida que avanzan las tropas rusas, a los funcionarios de inteligencia de EE. UU. les preocupa que Kiev pueda caer bajo el control ruso en unos días, según dos fuentes familiarizadas con los últimos datos de inteligencia.