Autoridades reafirman el Consenso de Montevideo como base de una hoja de ruta integral para la acción en materia de población y desarrollo

0
132

Representantes de los países de América Latina y el Caribe reafirmaron el Consenso de Montevideo como base de una hoja de ruta integral para la acción nacional y regional en materia de población y desarrollo, durante la clausura de la cuarta reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo, que culminó este jueves en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile.

En sus resoluciones, los países reconocieron el rol estratégico del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo como marco para la implementación de acciones que contribuyan a dar respuesta a las repercusiones de la pandemia de COVID-19 en las condiciones de vida y el ejercicio de derechos de la población, los múltiples ejes de desigualdad y las tres dimensiones del desarrollo sostenible —económica, social y medioambiental—, con miras a la recuperación y la transformación social y económica.

Asimismo, llamaron a reforzar el cumplimiento de las medidas prioritarias del Consenso de Montevideo a través de la implementación de acciones específicas, la asignación adecuada de recursos y la creación y el fortalecimiento de mecanismos institucionales para su implementación y seguimiento, en especial para la atención de poblaciones gravemente afectadas por la pandemia de COVID-19.

La ceremonia de cierre fue encabezada por Raúl García-Buchaca, Secretario Ejecutivo Adjunto para Administración y Análisis de Programas de la CEPAL; Harold Robinson, Director Regional para América Latina y el Caribe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y David Guachalla, Viceministro de Planificación y Coordinación de Bolivia, en su calidad de Presidente de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo.

En la reunión, que congregó a más de 1.300 personas -la mitad de ellas de manera presencial-las autoridades destacaron que, en medio de un contexto internacional sin precedentes como el marcado por la pandemia de COVID-19, se requiere fortalecer el multilateralismo, la solidaridad y la cooperación internacionales para lograr la plena implementación del Consenso de Montevideo, el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo después de 2014 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

El evento de tres días contó con la participación de más de 220 delegados de 30 países miembros de la CEPAL y un miembro asociado, además de un centenar de representantes del Sistema de las Naciones Unidas, 18 de agencias de cooperación, junto a más de 640 representantes de la sociedad civil, la academia, y el sector privado. A ello se sumaron las miles de personas que siguieron la reunión por las plataformas sociales y las transmisiones públicas de las sesiones.

“Hemos reafirmado una vez más nuestro compromiso con el Consenso de Montevideo que, junto a la Agenda 2030, son herramientas indispensables y muy vigentes para acometer las tareas para una recuperación transformadora que sitúa a la igualdad, la sostenibilidad y a las personas en el centro”, afirmó Raúl García-Buchaca, Secretario Ejecutivo Adjunto para Administración y Análisis de Programas de la CEPAL, en su discurso de clausura.

Harold Robinson, Director Regional para América Latina y el Caribe del UNFPA, por su parte, destacó la “contundente reafirmación” por parte de los países, de la vigencia de la Conferencia, y subrayó que el Consenso de Montevideo, que ha sido tomado como el instrumento que cambia la ruta histórica de América Latina y el Caribe, “solo será útil en el momento en que se torne nuestro destino colectivo”.

David Guachalla, Viceministro de Planificación y Coordinación de Bolivia, en tanto, recalcó que en la cuarta reunión de la Conferencia Regional sobre Población y desarrollo, a nueve años del primer encuentro, “Bolivia recibe la posta y asume con mucho respeto, agradecimiento y compromiso la Presidencia de la Mesa Directiva, labor que cumpliremos con la mayor responsabilidad”.

El documento de resoluciones aprobado por los países alienta a los Gobiernos de la región a que pongan especial énfasis en el fortalecimiento de sus sistemas de estadísticas sociodemográficas y vitales, y a que desarrollen y fortalezcan las capacidades de los sistemas estadísticos nacionales y de las oficinas nacionales de estadística para producir los datos de población, desglosados por sexo, edad, área de residencia (zona urbano-rural), ingresos, identidad étnico-racial, condición migratoria, discapacidad y otras características pertinentes en la diversidad de la población, que sean necesarios para realizar una evaluación precisa de la implementación del Consenso de Montevideo.

Asimismo, felicita a la CEPAL por el desarrollo e implementación de la plataforma virtual para contribuir al seguimiento del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, espacio que reúne las principales iniciativas reportadas por los países y los logros alcanzados con respecto a la población, sus condiciones de vida, el ejercicio de sus derechos y su desarrollo. En otras palabras, procura sistematizar los procesos y los resultados alcanzados en la región para dar cumplimiento a los compromisos asumidos en relación con el Consenso de Montevideo.

Reconoce también el papel crucial de las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y el sector académico en la implementación, el seguimiento, los procesos evaluativos y la difusión del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.

La Presidencia de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo quedó a cargo de Bolivia, mientras que las Vicepresidencias estarán a cargo de Argentina, Chile, Cuba, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Perú, Santa Lucía, Suriname, Uruguay y Venezuela.