Arrestan a excandidato republicano, Solomon Peña, por vinculaciones con tiroteos en casas de demócratas

0
60

El excandidato republicano para la cámara de representantes de Nuevo México, Solomon Peña, fue arrestado por un equipo SWAT de Albuquerque, donde se le relaciona con una serie de tiroteos recientes en las casas de líderes demócratas electos.

Peña, quien perdió su candidatura de 2022 para el Distrito 14 de la Cámara de Representantes del Estado, está siendo acusado de pagar a cuatro hombres y conspirar con ellos para disparar contra las casas de dos legisladores estatales y dos comisionados del condado.

“Se cree que él es el autor intelectual” detrás de los tiroteos, dijo el jefe de policía de Albuquerque.

La policía dice que Peña podría enfrentar cargos relacionados por al menos cuatro tiroteos.

  • Un incidente del 4 de diciembre en la casa del comisionado del condado de Bernalillo, Adriann Barboa
  • Un tiroteo el 8 de diciembre en la casa del presidente de la Cámara de Representantes, Javier Martínez
  • Un tiroteo el 11 de diciembre en la casa de la entonces comisionada de Bernalillo, Debbie O’Malley
  • Un tiroteo el 3 de enero en la casa de la senadora estatal Linda López, dijo la policía en un comunicado de prensa.

En el último tiroteo, la policía encontró evidencia de que “Peña mismo participó en este tiroteo y de hecho apretó el gatillo de al menos una de las armas de fuego que se usaron”, dijo el comandante de policía de Albuquerque. Sin embargo, una pistola AR que intentó usar no funcionó, según el departamento. Otra persona disparó más de una docena de balas con otra pistola.

“Nadie resultó herido en los tiroteos, que resultaron en daños a cuatro casas”, dice el comunicado de prensa de la Policía. “Los detectives ya no creen que los tiroteos estén relacionados con informes de disparos cerca de una oficina de campaña del Fiscal General, ni de la oficina legal de un senador estatal”.

Los detectives cumplieron órdenes de allanamiento el lunes en el apartamento de Peña y en la casa de dos hombres presuntamente pagados por Peña, dijo la policía en el comunicado, y agregó que Peña no habló con los detectives.

Evidencia de armas de fuego, video de vigilancia, teléfonos celulares y registros electrónicos y múltiples testigos dentro y alrededor de la conspiración colaboraron en la investigación y ayudaron a las autoridades a conectar a cinco personas con esta conspiración, dijo Hartsock.