El gobernador Phil Murphy dio a conocer el jueves un nuevo programa de alivio de impuestos a la propiedad que distribuirá $900 millones a casi 1,8 millones de propietarios e inquilinos en todo el estado, según un comunicado de la oficina del gobernador.

El programa ANCHOR de alivio de impuestos a la propiedad está incluido en el presupuesto propuesto por el gobernador para el año fiscal 2023, cuya publicación está programada para la próxima semana. Reemplaza el Programa de Reembolso de Homestead, que afecta a 470,000 propietarios de viviendas anualmente y brinda un beneficio promedio de $626. Los inquilinos no son elegibles para el programa Homestead actual.

Bajo el nuevo programa, los propietarios de viviendas que ganen hasta $250,000 por año serán elegibles para recibir un reembolso promedio de $700 para compensar los costos del impuesto a la propiedad. Además, los inquilinos que ganan hasta $100,000 por año serán elegibles para un reembolso de hasta $250 para ayudar con los aumentos de alquiler debido a los impuestos sobre la propiedad.

El programa reducirá “el costo promedio efectivo del impuesto a la propiedad a los niveles de 2016 para muchos hogares que anteriormente no eran elegibles para la desgravación del impuesto a la propiedad”, se lee en la declaración de Murphy.

“Este programa proporcionará alivio directo del impuesto a la propiedad a los hogares, independientemente de si son propietarios o alquilan”, dijo Murphy en un comunicado. “Si bien el estado no establece impuestos sobre la propiedad, creemos que debemos tomar medidas para compensar los costos y hacer que la vida en Nueva Jersey sea más asequible”.

Si se aprueba como parte del presupuesto de 2023, Murphy dijo que quiere hacer crecer el programa durante los próximos tres años para proporcionar hasta $1,150 en promedio por hogar elegible. La inversión le costaría al estado alrededor de $1.5 mil millones anuales.