El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió hoy a dar de qué hablar cuando, durante un mitin, elogió a los agentes fronterizos a caballo que intimidaron a migrantes en la zona de Del Río, Texas.

migracion_trump_texas_.jpg

“Decenas de miles de migrantes ilegales han inundado nuestras fronteras en los últimos días”, dijo Trump en un mitin realizado en el National Fairgrounds, en Perry, Georgia, con miras a las primarias republicanas que habrá en el estado en 2022.

Aludía así a los alrededor de 15 mil migrantes, en su mayoría haitianos, que lograron cruzar a Del Río, Texas, desde la ciudad de Acuña, Coahuila. La situación obligó al despliegue de cientos de efectivos de la Patrulla Fronteriza, entre otros, para contener el flujo, y el viernes pasado ya no quedaba un solo migrante en el lugar.

Sin embargo, la forma como algunos migrantes fueron tratados desató polémica al difundirse fotos y videos donde los agentes a caballo amedrentan a los extranjeros y, en algunos casos, se les ve aparentemente usando sus fustas o riendas en contra de los migrantes. El gobierno de Joe Biden llamó “horribles” esas imágenes, y subrayó que no reflejan lo que es Estados Unidos y anunció una investigación.

migracion_trump_texas.jpg

Los agentes en cuestión fueron identificados y enviados a realizar tareas administrativas en lo que concluyen las pesquisas.

Durante el mitin, Trump criticó que el gobierno esté yendo contra los agentes y no contra los migrantes que entraron ilegalmente al país. “Quienes montaban esos caballos están en grandes problemas”, se quejó el exmandatario. “La mayoría de la gente diría que [los agentes] estaban haciendo un tremendo trabajo, ¿no creen?”, señaló, a lo que la multitud reunida contestó a coro con un “¡Sí!”. “Están en problemas [los agentes]. ¿Pueden creerlo? Una cosa es segura. Esto no estaría sucediendo, jamás, si yo fuera su presidente”, lamentó.

Insistió, además, en que las elecciones de 2020, en las que perdió frente a Biden, “fueron las más corruptas en la historia de este país”. Tras los comicios, Trump no se cansó de usar ese argumento, pese  a que nunca mostró pruebas de ello y perdió las demandas en las que pretendía probarlo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here