En el marco del lanzamiento de la compilación normativa sobre víctimas, el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez Andrade, afirmó que en los últimos 28 meses “hemos cerrado ya 16 sujetos de reparación colectiva y, a pesar de esta pandemia, en esta vigencia vamos a cerrar entre nueve y 10 sujetos de reparación colectiva”.

“Ya se han cerrado cuatro, pero esperamos en estos últimos días realizar lograr cerrar cinco o seis sujetos más”, agregó Rodríguez, al tiempo que dijo que la entidad espera llegar este año a las 127.000 víctimas indemnizadas.

En el conversatorio de lanzamiento de la compilación normativa sobre víctimas, también participaron la magistrada de la Jurisdicción Especial para las Paz, Catalina Diaz, el representante a la Cámara, John Jairo Hoyos y el líder de víctimas, Odórico Guerra.

Durante el encuentro virtual el director de la Unidad para las Víctimas realizó un balance de los nueve años de la implementación de la Ley 1448 (Ley de Víctimas y Restitución de Tierras), asegurando que uno de los grandes logros de esta normativa tiene que ver con el registro. “Luego de muchos años de haber hablado del subregistro frente a los parámetros que había establecido la Ley, hoy podemos decir que tenemos un registro actualizado, robusto; que nos permite tener las valoraciones en línea, al día”, anotó. 

“Gracias a esos esfuerzos, hoy podemos adelantar un proceso de depuración de nuestra base datos porque contamos con la Red Nacional de Información, esta red nos permite cruzar bases de datos, registros administrativos frente a la población víctima”, añadió el director de la Unidad. 

Otro de los grandes logros, según Rodríguez, tiene que ver con los temas de prevención y protección. “Nos ha permitido atender emergencias humanitarias en menos de 48 horas, a pesar del esfuerzo de todas las entidades e instituciones se nos siguen presentado emergencias humanitarias, pero las hemos logrado atender como nos sucedió hace pocos días con el desplazamiento que se presentó en Bahía Solano, Chocó”.

En los temas de reparación, el directivo dijo que durante la vigencia “se contó con el presupuesto más alto para el pago de las indemnizaciones por vía administrativa, vamos a llegar a casi el billón de pesos en inversión frente a los recursos y eso se ve reflejado en el número de víctimas indemnizadas durante 2020”. 

A juicio de Rodríguez, otro de los logros que se debe destacar tiene que ver con la participación. “La participación de las víctimas es sumamente importante, allí se ha ido fomentado y fortaleciendo, generando capacidades en las víctimas, frente a los mecanismos de participación, empoderándolos, siendo gestores de muchas iniciativas desde el territorio, para que ellos sean los artífices de las diferentes propuestas”. 

Retos tras la prórroga

El director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas explicó que uno de los principales retos de la entidad frente a la prórroga de la Ley 1448 tiene que ver con el presupuesto. “Tenemos grandes tareas como lo es la reparación individual, allí se tiene que hacer un esfuerzo grande en los temas presupuestales”. 

“El segundo reto para estos 10 años, es la articulación del sistema de atención a víctimas, el gran Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV) para que las víctimas accedan a la oferta de todas las entidades. Muchas de las ofertas se pierden porque las víctimas y los entes territoriales no la conocen”, aseguró Rodríguez. 

Para el director, otro reto será la monetización de los bienes entregados en los acuerdos de paz y en el marco de la Ley de Justicia y Paz. “Con la monetización de estos bienes podemos robustecer el tema presupuestal, porque pagar las indemnizaciones resulta supremamente costoso”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here