El nuevo volcán de La Palma (Canarias) ha entrado en erupción este domingo a las 15.12, hora local, en Montaña Rajada, en el municipio de El Paso. Un pequeño terremoto precedió, en el barrio de Las Manchas del municipio palmero de El Paso, a una gran explosión a la que le siguió una enorme columna de humo y la expulsión de piroclastos.

El magma provocó en origen dos fisuras, dos bocas eruptivas distintas en el monte por las que fluían coladas de lava. Según Involcan (Instituto Volcanológico de Canarias), en solo unas horas, esas dos fisuras se convirtieron en siete.

El volcán ha surgido en una zona de monte no habitada, y ha provocado pequeños incendios forestales. Las autoridades locales han pedido que nadie se acerque a la zona. El Servicio Canario de la Salud ya está atendiendo a unas 50 personas con movilidad reducida que habían comenzado a evacuarse preventivamente poco antes de la erupción. Han sido trasladadas, junto a sus acompañantes, al antiguo acuartelamiento de El Fuerte y atendidas por el personal de la Sanidad canaria y la Cruz Roja.

“El traslado se ha realizado sin incidencias y el estado general de todas las personas evacuadas es bueno”, ha explicado la Consejería de Sanidad.

El nivel de emergencia ha pasado a semáforo rojo en la isla a las 17.00, hora local, y afecta a los municipios de Tazacorte, El Paso, Fuencaliente, Mazo y Los Llanos de Aridane, con unas 35.000 personas afectadas en total. Las autoridades ya decidieron el lunes 13 elevar a semáforo amarillo la alerta por riesgo volcánico.

Las autoridades recomiendan a la población que cierren todas las ventanas y puertas exteriores, bajen las persianas y cierren los suministros de agua, gas y electricidad y que se dirijan a los puntos de reunión establecidos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pospuesto su viaje previsto para este domingo a Nueva York, y se desplaza en estos momentos hacia La Palma.

El gestor de la navegación aérea en España, Enaire, ha emitido por su parte, la recomendación como medida preventiva de que no salgan vuelos con destino a la isla. Serán las aerolíneas las que en última instancia decidirán si vuelan a La Palma, pues no está cerrado el tráfico aéreo. El Gobierno canario ha solicitado al Ministerio de Defensa la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se desplazará a la isla canaria esta misma noche.

 Sergio Rodríguez, el alcalde de El Paso, ha dicho en declaraciones a este periódico que la lava ha dañado alguna vivienda, pero que, en principio, “no va a ser problemático”. Asimismo, ha asegurado que unas 350 personas se dirigen hacia el campo de fútbol del municipio, donde permanecerán hasta que la situación esté controlada.

La Consejería de Educación de las islas ha decidido suspender este lunes las clases en los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, según recoge Canarias Radio.

 El enjambre sísmico de Cumbre Vieja iniciado el pasado sábado, 11 de septiembre, ha desembocado, en un proceso rápido y enérgico, en un episodio telúrico que se produce medio siglo después del Teneguía, hasta ahora, el volcán más joven de España en superficie.

El volcán ha surgido en una zona de monte no habitada mientras se evacuaba a la población de movilidad reducida en las localidades cercanas, provocando pequeños incendios forestales.

 Este enjambre sísmico, como se denomina a esta concentración temporal en un lugar de numerosos terremotos de pequeña magnitud, alertó a los científicos sobre la posibilidad de que se produjera una erupción volcánica en superficie. La actividad volcánica en La Palma había cesado desde la erupción del Teneguía en 1971, en la punta sur de la isla. Pero en 2017 se reactivó la actividad sísmica y estos años se han producido varios enjambres hasta este último y más intenso, que comenzó el día 11 de septiembre.

El jueves, los científicos registraron una deformación de la isla de 10 centímetros justo en la zona de Cumbre Vieja en la que se están produciendo los seísmos, lo que indicaría la presencia de magma en el subsuelo ejerciendo presión hacia la superficie. Desde entonces, esta deformación se había ralentizado, pero hoy el IGN ha informado de que la isla ya se ha abombado hasta 15 centímetros. Además, los movimientos telúricos se producen cada vez a profundidades más someras. Esta crisis comenzó con seísmos a más de 20 kilómetros de profundidad y los que se han producido en los últimos días rondan los cinco kilómetros, con algunos, los más intensos, a solo unos cientos de metros de la superficie.

 El comité de crisis (Pevolca) había anunciado ya el viernes que era probable “la ocurrencia de terremotos sentidos de mayor intensidad, que pueden causar daños a las edificaciones”. También alertaron de la posibilidad de desprendimientos de rocas (Puerto Naos). Por este motivo, hoy se ha decidido cerrar los senderos y pistas forestales en esa zona de la isla. Además, los expertos tampoco descartaron el comienzo de otros fenómenos observables en superficie, como cambios de temperatura, olor y color del agua o el comportamiento anómalo de animales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here